Madera de castaño: usos y propiedades

Madera de castaño: usos y propiedades

La madera de castaño procede del castaño, una variedad de árboles caducifólios ampliamente extendida por el hemisferio norte. Este árbol, a su vez, pertenece a la misma familia que los robles y las hayas: las fagáceas.

El árbol. El Castanea Sativa

Variedades del castaño

Existen hoy nueve especies reconocidas de castaños (Castanea) distribuídas a lo largo de Asia, América y Europa. En este último continente crece una sola variante: el castaño común (Castanea Sativa), que es la única especie extendida en España.

Como dato curioso, cabe subrayar que el vulgarmente conocido como «castaño de Indias», llamado así por su fruto, parecido a la castaña, no tiene nada que ver con el género Castanea ni con los castaños.

Características y hábitat

El castaño es un árbol de amplio desarrollo, tanto en grosor como en longevidad (existen muchos especímenes milenarios); y, además, en altura (puede llegar a alcanzar los 30 metros).

En cuanto a su distribución, es especialmente abundante su presencia en el norte y el noroeste de España, sobre todo en Galicia. De hecho, su medio ideal son los terrenos profundos, con cierta humedad y temperaturas suaves.

Madera de castaño: propiedades

Dureza media

Estamos ante un material de una gran versatilidad. El castaño recoge las propiedades de las maderas duras: es un árbol de crecimiento lento, con una densidad media que se aproxima a la de estas maderas (como el roble). Estas cualidades la convierten en un elemento de gran calidad y altamente resistente a las inclemencias del tiempo. Por otro lado, por su flexibilidad y buen manejo comparte también ventajas con los árboles de madera blanda, como el pino o el abeto.

Saber más >  Madera de cerezo: una de las preferidas en la carpinería

Color y textura

La albura del castaño (la capa más joven del tronco) tiene una tonalidad blanca amarillenta; y el duramen (la parte central) tiene un color marrón o marrón tostado. Además, al igual que en árboles como el roble, no muestra lineas brillantes, sino tonos mates y oscuros. Su fibra es ligeramente ondulada.

En este sentido, cabe destacar que, debido al alto contenido en taninos de esta madera, pueden aparecer coloraciones oscuras al contacto con materiales con hierro.

Estabilidad y densidad

Estamos ante una madera muy estable o «poco nerviosa», debido a sus bajos índices de contracción volumétrica. Esto significa que se mantiene bastantefirme ante las variaciones ambientales y ante los cambios que estas producen en las dimensiones de la madera (expansión o contracción).

Esta firmeza del castaño puede resultar determinante a la hora de elegir el material de tarimas, puertas o ventanas; elementos siempre en contacto con el exterior y sujetos a cualquier cambio en la humedad y el clima.

Con respecto a la densidad, la madera de castaño se considera medianamente densa (590 kilogramos por metro cúbico), algo que puede suponer una gran ventaja en el caso de ventanas o puertas fabricadas con ella, ya que sufrirán menos los elementos a los que estén aferradas.

Durabilidad y resistencia. Los taninos

El castaño es especialmente rico en taninos, lo cual, junto a su baja permeabilidad, lo dota de una alta durabilidad natural. Como consecuencia, es altamente resistente a la podredumbre en el exterior y a los ataques de xilófagos (hongos, carcoma y termitas) en los interiores. Quizá el mejor ejemplo de esta imperturbabilidad se halle en la figura de los hórreos, que llegan a atesorar más de 300 años de antigüedad.

Saber más >  Ventanas de madera precios

El único problema de los taninos es que pueden llegar a ser exudados por la madera, ocasionando un antiestético moteado oscuro. Para evitar esto es recomendable aplicar un producto bloqueador de taninos (lasur, barniz o aceite), antes del acabado final.

Trabajabilidad

El castaño presenta, en general, una óptima trabajabilidad, gracias a su sencilla mecanización.

Por un lado, maniobras como el aserrado, fresado, cepillado o torneado, no ofrecen ninguna dificultad, aunque debe tenerse cuidado a la hora de clavar, taladrar o atornillar esta madera, ya que puede abrirse (por ello, se aconsejan taladros previos). Debe considerarse también que el secado es bastante lento, con riesgo de fendas internas y colapso.

En cuanto al acabado, procedimientos como el teñido, el barnizado o el encolado, no suelen conllevar inconvenientes; salvo en el caso de la pintura al agua, que no deberá aplicarse nunca si preexiste un problema previo de floración de taninos (debido al exceso de humedad).

Usos de la madera de castaño

Historia

El castaño ha sido utilizado a lo largo de la historia para los más variados usos, siendo considerado antaño un árbol muy apreciado en el medio rural (en el norte, por ejemplo, se fabricaban con esta madera viviendas, cabañas y hórreos). Por el contrario, nunca ha sido buena madera como leña para fuego (desprende mucho humo y poco calor)

Hoy día esta madera es ampliamente usada en la construcción; como elemento estructural (en vigas o postes, por ejemplo) o para la fabricación de otros componentes, como perfiles, revestimientos o suelos. Puede aportar también muchos de los integrantes de la carpintería de una casa, como los muebles (ebanistería), las puertas o las ventanas, o las chapas naturales decorativas.

Saber más >  Ventanas de madera de fresno

Otros usos: fabricación de barcos, toneles, vallas o bicheros para la pesca de atún; por poner solo algunos ejemplos.

La madera de castaño para la casa

Como hemos dicho, el castaño es una madera durable. Esto, junto con su aceptable impregnabilidad (la capacidad para absorber tratamientos) la convierten en una excelente opción para elementos de exterior como terrazas, bancos o cenadores.

De la misma manera, por todas sus propiedades, resulta ideal para interiores. Los suelos con esta madera no necesitan ser removidos, solo hace falta barnizarlos y acuchillarlos de vez en cuando. En cuanto a puertas y ventanas hechas de este elemento, al poseer este unos buenos niveles de aislamiento (transmitancia), resultan una elección muy segura; a lo que se une la mayor estética de la madera natural frente a otros materiales.

Estéticamente esta madera es muy llamativa. Sus poros conforman anillos con vetas que la dotan de un valor decorativo que se adapta tanto a ambientes rústicos como modernos. Por todo esto, los muebles y cualquier otro elemento de madera de castaño ofrecen siempre un ambiente cálido y ganan en belleza con el paso de los años; siendo además objetos muy codiciados, tanto por propietarios como por arquitectos, interioristas y decoradores.

Deja un comentario