Ventanas de Madera ¡A Medida!

Beneficios de instalar ventanas de madera a medida

Las ventanas son uno de los elementos más importantes de una propiedad. Entre otras cosas, porque son responsables de la ganancia o de la pérdida de calor. De acuerdo con esto, elegir ventanas de madera a medida puede ser una gran decisión.

Independientemente de que se trate de una casa histórica o de un edificio más contemporáneo, las ventanas de madera pueden ser un complemento fantástico de diseño para cualquier exterior.

Con todas las posibilidades que existen en la actualidad, está garantizado encontrar el estilo perfecto, sin importar el tamaño, la forma o la ubicación. Lo mejor de todo es que son extremadamente duraderas, ecológicas y una de las mejoras más rentables que puede realizar. A continuación, las razones para elegirlas y sus beneficios.

Razones para apostar por las ventanas personalizadas

Apostar por las ventanas personalizadas de madera puede convertirse en la decisión más efectiva y eficiente en general.

1. Eficiencia energética

Ser energéticamente eficiente es el beneficio más obvio de tener ventanas personalizadas instaladas. Es la manera más eficaz de eliminar los problemas que tienden a desarrollar las ventanas más antiguas.

La mejora de la eficiencia energética es considerable, especialmente si las ventanas tienen más de 20 años.

2. Mayor comodidad

Las ventanas más antiguas tienden a desarrollar corrientes de aire. Conjuntamente, tienden a tener espacios alrededor de los bordes de al menos un panel. Esto reduce la capacidad de aislamiento del espacio aéreo dentro de los paneles. Lo que provoca que algunas habitaciones sean más frías o más calientes que otras.

Equilibrar todas las habitaciones de un edificio puede ser muy difícil cuando existe un flujo de aire no planificado. Apostando por ventanas de madera hechas a medida se consigue un mejor aislamiento y, por ende, mayor comodidad.

3. Créditos de energía verde

En algunos casos, lograr un cierto nivel de eficiencia energética puede traducirse en créditos de energía. Estos pueden llevar a un descuento en la propiedad o impuestos de negocios.

En algunos municipios, es posible que incluso se pueda recibir un crédito en los impuestos sobre la renta personal como resultado de la instalación de ventanas personalizadas.

Los beneficios fiscales no son la única razón para elegirlas, pero pueden ser un factor de motivación adicional.

4. Adaptabilidad

Otra de las principales ventajas es que pueden adaptarse a cualquier espacio, tamaño y forma. Por lo tanto, no hay que preocuparse por las medidas. De esta manera, el cliente tiene un enorme potencial de personalización.

Puede que las ventanas no sean el elemento más visible de un edificio o el punto focal principal. Pero sí influyen en la luz y ayudan a establecer el tono para el resto de la arquitectura y decoración.

5. Instalación profesional

La instalación correcta de ventanas y puertas es una parte vital de la construcción o remodelación de cualquier hogar. Por lo tanto, para garantizar la eficiencia y seguridad es esencial recurrir a profesionales.

Solo un equipo profesional está capacitado para asegurar no solo la instalación exitosa, sino también la certificación y la confianza de que se va a cumplir con la normativa, la seguridad en el lugar de trabajo, el control de calidad, la protección de la propiedad durante la instalación y el cuidado del producto.

Beneficios de las ventanas de madera a medida

Las ventanas de madera son un gran detalle arquitectónico en cualquier hogar. Sin embargo, no es solo su atractivo estético lo que los convierte en una opción óptima, sino que hay otros aspectos que se deben considerar.

Es cierto que la ventana de aluminio prevalece en cualquier espacio moderno. ¿Pero esto significa que sea un material mejor? Definitivamente no.

El propósito de este artículo no es iniciar una conflagración contra otros materiales utilizados para ventanas, sino presentar los pros de la madera, en un esfuerzo por ayudar a cualquier posible comprador a tomar una decisión acertada.

1. la estética

El rico grano y la textura orgánica de la madera sólida hacen de las ventanas de madera bellamente diseñadas una maravillosa adición a cualquier hogar o edificio.

Como se mencionó anteriormente, atraer las miradas es una de las razones por las que muchas personas se decantan por las ventanas de madera. Para algunos, en realidad, puede ser la única razón. Después de todo, nada puede vencer el aspecto elegante y cálido de la madera.

Los materiales naturales tienen una belleza única y es por eso que la mayoría de los marcos de ventanas intentan imitar el aspecto de la madera. No hay razón para conformarse con una imitación barata si se puede pagar el efecto real.

Asimismo, para ciertas casas antiguas o más tradicionales, no existe otra opción estética que no sea la de las ventanas de madera real. En pocas palabras, la madera genuina da una apariencia y una sensación que nada puede igualar.

Del mismo modo, ningún otro material es tan acogedor y acepta la pintura como la madera. La madera no solo abraza la pintura, sino que la necesita.

2. Aislamiento

Tal y como se enseña en los colegios en sus primeras etapas, la madera es un mal conductor del calor. Obviamente, esto la convierte en una opción perfecta para el aislamiento.

Por lo tanto, los marcos de madera de calidad son en realidad los mejores aisladores disponibles en la actualidad. La madera proporciona 400 veces más aislamiento que el acero y 1 800 veces más que las ventanas con marco de aluminio.

Con el tiempo, las ventanas con marcos de madera podrían suponer un ahorro de dinero, ya que este bono adicional de aislamiento ayudará a mantener cualquier propiedad cálida en invierno y fresca en verano. Por lo que las facturas se reducirán considerablemente durante todo el año.

Asimismo, son excelentes para aislar los sonidos del exterior, ya que son más efectivas que todos los demás materiales.

3. La madera dura más tiempo

Aparte del ahorro que implica el buen aislamiento de este material, hay otra razón por la que la madera ofrece una mejor relación calidad-precio.

Diversos estudios han demostrado que las ventanas de madera de calidad duran mucho más tiempo y tienen un menor coste de vida útil.

De esta manera y con el cuidado adecuado, la madera puede durar toda la vida. Esto no sucede con el resto de materiales. Conjuntamente, las ventanas de madera no son propensas a oxidarse, un factor decisivo para muchos lugares, especialmente aquellos con altos niveles de humedad.

4. Coeficiente de expansión

La madera tiene el coeficiente de expansión más pequeño que cualquier otro de los materiales utilizados en la producción de ventanas. Esto hace que las ventanas de madera sean estables e inmóviles y, a su vez, permiten seleccionar entre una amplia variedad de diseños.

5. Variedad de estilos

Es importante que el estilo de la ventana que se elija combine a la perfección con el estilo arquitectónico de la propiedad.

Para una elevación arquitectónica de buen aspecto, el estilo de las ventanas debe complementar el diseño de cada estancia.

Aquí es donde las ventanas de madera ofrecen un beneficio real. Ya que brindan una amplia gama de estilos y diseños para adaptarse a casi cualquier diseño arquitectónico, desde el más contemporáneo hasta el más tradicional.

El abanico de posibilidades es infinito. Por ejemplo, ventanas de guillotina deslizantes, ventanas de guillotina falsas, ventanas deslizantes horizontales, ventanas de panel completo, ventanas de panel pequeño o ventanas abatibles.

6. Se adaptan a climas específicos

Igualmente es importante elegir materiales que se adapten al clima específico en el que se viva. En términos de durabilidad, la madera es un material resistente.

7. Son sostenibles

En general, la madera tiene una huella de carbono mucho más pequeña que otros materiales utilizados para construir ventanas, lo que la convierte en la opción ideal para el medio ambiente.

Además, a diferencia del plástico, el hormigón, el acero o el aluminio, la madera es un material sostenible y una fuente renovable.

8. Fácil de mantener

Dejando a un lado la belleza, muchos consumidores desconfiaban de este elemento porque requería mucho mantenimiento.

Sin embargo, dado que los selladores a base de agua se han introducido en el mercado, ahora el mantenimiento es rápido y fácil.

Los selladores a base de agua son duraderos, están diseñados para resistir incluso los climas más severos, son fáciles de aplicar y, en comparación, son de secado muy rápido.

9. Son atemporales

Hoy en día, las ventanas de madera antiguas todavía están en demanda, y es fácil entender por qué.

En pocas palabras, las ventanas de madera ofrecen un atractivo atemporal que no se fecha, sino que crece considerablemente con el tiempo.

10. Agrega valor

Por las razones anteriormente mencionadas, las ventanas con marco de madera pueden agregar más valor a cualquier propiedad. No solo por razones estéticas, sino también de eficiencia y ahorro energético.

En definitiva, las ventanas de madera a medida pueden ser una apuesta ganadora. Sin olvidar que es una combinación perfecta de belleza, atemporalidad y durabilidad. En resumidas cuentas, para qué comprar ventanas fabricadas cuando es posible tenerlas a medida y con una calidad indiscutible.