madera de abeto

Características de la madera de abeto

La madera de abeto proviene de un árbol que tiene una larga historia, así como un gran simbolismo a su espalda. De esta manera, esta madera se ha usado en la construcción durante mucho tiempo gracias a su fuste cilíndrico que resulta tan característico. Igualmente, esta madera sigue usándose con otros fines como la construcción de instrumentos de música.

El abeto

El abeto es una conífera que cuenta con más de 50 especies y tiene una distribución por AsiaEuropa y América del Norte, y en el Pirineo y la Sierra de Guara se encuentra el límite meridional de distribución mundial, siendo una especie eurosiberiana. Además, posee el citado fuste recto y prácticamente cilíndrico con alturas de más de 40 metros.

Por otro lado, cuenta con varias ramas para proyectar una sombra bastante amplia, mientras que las piñas cilíndricas se mantienen erguidas sobre las ramas, siendo un árbol que crece muy lento pero que puede llegar a vivir hasta tres siglos.

La madera de abeto

Este tipo de madera comprende una gama de colores blanquecinos que puede llegar a tener colores rosáceos y un aspecto mate. Además, la madera de albura no se distingue visualmente respecto de la de duramen. También hay que decir que esta madera es de muy buena calidad y con una alta resistencia a la humedad, siendo muy usada para obtener chapas de muebles y para el revestimiento de ejercicios.

También es importante destacar que su precio es más económico que el de otras especies, así como la madera de duramen no es impregnable, por lo que no suele absorber los tratamientos como otros árboles. Por otro lado, a esto hay que sumar su poca durabilidad respecto a los agentes bióticos.

Además, dentro de las especies conocidas destaca la madera de abeto rojo por sus usos, así como también es la especie más usada en Europa para fabricar estructuras de madera laminada y encoladas.

Características de la madera de abeto

Además de lo expuesto, esta madera también destaca por tener una fibra recta y un grano de medio a fino, así como por tener bastantes nudos pequeños y tener una densidad aproximada de 450 kg/m3. Por otro lado, se trata de una madera estable con un índice de contracción volumétrico de 0,44, con un secado rápido pero con riesgo de fendas y con un aserrado y cepillado sencillo. También dispone de un encolado bastante bueno e incluso puede rajarse ante el clavado y el atornillado, lo que puede derivar también en que los acabados no sean iguales

Usos de la madera de abeto

Los principales usos de esta madera son para la carpintería de interior con frisos, molduras y rodapiés, lo que permite tener un mobiliario bastante económico y una madera laminada tanto para vigas como para paneles contra laminados. También se usa para las chapas decorativas, la construcción de instrumentos musicales y las cajas y embalajes.

En definitiva, la madera de abeto es una de las mejores opciones que se pueden encontrar en el mercado y no hay que olvidar que también se trata de un autentico árbol de navidad.