madera de acacia

Características de la madera de acacia

La madera de acacia está considerada una de las más duraderas y elásticas del mercado, haciendo que cada vez sean más personas las que apuesten por productos elaborados con esta madera. Es muy resistente frente a cambios de temperatura, humedad y fuego. Además ofrece una protección de hasta 20 años contra termitas, hongos o moluscos. Por eso, es una madera especial que responde perfectamente tanto en interiores como en zonas exteriores de terrazas o jardines, sin necesidad de tratamiento.

Propiedades

Está considerada una de las maderas nobles más fuertes en toda Europa, teniendo características similares a la madera de pino, pero con una durabilidad mayor en 5 a 10 años. Es moldeable, permitiendo que pueda trabajarse en torneados y curvados y fabricando muebles de todas las formas.

Acacia es un género de árboles que pertenecen a la familia Fabaceae y subfamilia Mimosoideae. Existen alrededor de 1.300 especies de acacias en todo el mundo, procediendo unas 950 de Australia. Para poder invernar, necesitan un lugar con una temperatura entre 5º C y 10º C y en verano deben ser abonadas y regadas de forma continuada.

Existen diferentes tipos de madera de acacia y la especie más empleada en carpintería es la robinia pseudoacacia, también llamada falsa acacia, y que es originaria de América del Norte. Se introdujo en Europa a principios del siglo XVII y sus principales plantaciones se focalizan en la zona sur y centro.

La Asociación de Investigación Técnica de las Industrias de la Madera (AITIM) destaca su color marrón como característica principal, además de recalcar que se trata de una madera pesada con una densidad de 770 kg /m3 y encolado óptimo. Esto hace que los muebles fabricados con este tipo de madera sean muy recomendados para cualquier tipo de vivienda.

Usos y aplicaciones

La madera de acacia soporta perfectamente el contacto directo tanto con el agua dulce como salada. De esta manera, colocar una mesa y unas sillas en la zona de la piscina creará un ambiente elegante, además de estar apostando por un material de calidad y sin peligro de deteriorarse si se moja.

Este tipo de madera es muy adecuada en la construcción de mobiliario de parques y jardines. También se utiliza en muchas ocasiones para tarimas y suelos en general, traviesas, diferentes estilos de revestimientos, spas, ventanas, escaleras, cerramientos e incluso para la construcción de barcos.

Es muy empleada como fines decorativos y se pueden encontrar muchos artículos para integrar en cualquier espacio de la vivienda y darle un toque único y diferente.

Por supuesto y gracias a su efecto resistente contra la humedad, se podrán encontrar muchos diseños en muebles de baño fabricados con este tipo de material.

La madera de acacia se emplea especialmente en países del norte de Europa y, en consecuencia, para crear espacios ambientados en estilos nórdicos. También se podrá encontrar combinado con hierro o metal para la fabricación de muebles de estilo industrial o para construir estructuras de vallas y postes. Esta madera sirve tanto para trabajos de chapa como de ebanistería en general.