Ventanas de madera antiguas

Ventanas de madera antiguas, cuidadas y en buen estado

Las ventanas de madera antiguas pueden ser de dos tipos. Por una parte, aquellas que realmente son viejas y, por otra parte, las que cuentan con todas las características de seguridad y buen estado de las nuevas fabricaciones, pero que imitan la estética antigua. Desgraciadamente, la típica ventana antigua no aporta las comodidades que una ventana nueva puede ofrecer a día de hoy. Además de su función básica, la ventana debe proteger y aislar del frío, del calor y del ruido. Además, debe ser segura, pues en caso contrario, la aparició de un temporal de viento o de condiciones climáticas adversas podrían provocar que se cayese parte de la ventana y esto incluso podría llegar a dañar a persoas que pasean en sus alrededores. Por eso, una decoración con estética antiguapuede lograrse con materiales modernos que garanticen la fiabilidad de su uso.

Estilos de ventana de estética antigua

Las ventanas de madera antiguas pueden responder a estéticas muy diferentes, aunque todas intenten imitar un estilo exitoso del pasado. Por esta misma razón, las nuevas ventanas con estéticas antiguas no tienen que responder siempre a mismo patrón. Muy al contrario de esto, hay diferentes estilos que pueden encajar perfectamente con las diferentes estéticas que puedan tener ya las casas en donde sean instaladas.

Normalmente, las ventanas son un accesorio básico de las viviendas que es necesario cambiar cada ciertos años. Sin embargo, no son piezas que se puedan o se vayan a cambiar cada dos años, sino más bien cada veinte. Por eso, es absolutamente imprescindible para una empresa como la nuestra garantizar a nuestros clientes que la instalación de las ventanas va a ser de acuerdo a sus gustos. Por esta razón, tenemos en el catálogo diferentes estilos y productos que puedan adaptarse a la perfección con la estética ya imperante en la vivienda donde se coloquen.

Materiales de las ventanas de maderas utilizadas

Contamos con diferentes tipos de ventana para todos los gustos. Sin embargo, cuando se trata de elegir una ventana antigua, el material más acorde con los gustos de nuestros clientes suele ser la madera de pino. Esto se debe a su apariencia antigua, que recuerda a las viejas, pero que contribuyen a un aislamiento óptimo y bien sellado, garantizado por la calidad y la precisión que se emplea en la fabricación de sus materiales a día de hoy.

Tipos de hojas de las ventanas de madera antiguas

Otra de las opciones que hay que barajar a la hora de elegir una ventana de este tipo es qué tipo de ventana se quiere y de cuántas hojas. Por supuesto, las ventanas con estética antigua también pueden tener varias hojas. Además, contamos con ventanas de una o dos hojas que tienen a su disposición un mecanismo de cierre y aislamiento sin vidrio. Por otra parte, también disponemos no solo de ventanas convencionales, sino de ventanas de madera con compuertas, especialmente pensadas para ventanas que llegan hasta el suelo o ventanas que actúan de puerta de acceso a pequeños balcones.

Tipos de vidrios modernos en ventanas de estética antigua

Cuando se quiere comprar una ventana con acristalamiento, también hay que tener en cuenta que apostar por una estética antigua que, sin embargo, cuente con la tecnología y los materiales modernos es un acierto para conseguir vidrios de mejor calidad. Además, en la actualidad, los cristales de las ventanas pueden responder a las diferentes necesidades de cada emplazamiento. Por esta razón, contamos con ventanas de corte antiguo que cuentan con un doble acristalamiento bajo emisivo, con un acristalamiento simple o con un doble acristalamiento que favorece el aislamiento del exterior (protegiendo tanto de la temperatura como de los ruidos exteriores).

Colores de las ventanas antiguas

Antiguamente, las ventana de madera solo tenían el color de la madera. Actualmente, las opciones que ofrece la madera son mucho más amplias. Sin embargo, desde una perspectiva clásica que intente preservar el aspecto de ventana antigua, el consejo de parque de nuestro equipo profesional es que no se modifique en ningún caso el color de la madera de pino. De esta manera es como se conseguirá garantizar un aspecto de ventana antigua. En el caso de que en un futuro próximo se quiera cambiar de estética, este material permite variar su aspecto y sus colores con estéticas variadas.

Estéticas variadas de las ventanas de madera

Lo bueno de adquirir ventanas con estética antigua que estén fabricadas en madera de pino es que, si se desea, siempre se puede pintar. Esto favorece el hecho de que, si nos cansamos de la estética a los pocos años de haber sido instaladas, se puede cambiar, incluso modernizar o adaptar a la edad de las personas que ocupan el espacio en donde ha sido instalada. Por ejemplo, se pueden dibujar animalitos o dibujos en la madera de las ventanas del cuarto en donde duermen niños y flores en la salida a la terraza.

Niveles de aislamiento térmico y acústico

Aunque parezca mentira, una de las principales funciones de todas las ventanas es su capacidad de aislamiento. No solo nos protegen de ser vistos desde el exterior, sino sobre todo de pasar frío en invierno y calor en verano. Además, sus habilidades insonorizantes nos hacen no tener tantos ruidos dentro de casa y poder dormir mejor o realizar nuestras tareas cotidianas sin impedimentos. Sin embargo, dependiendo de las características de la propiedad, la altura a la que se encuentre y del medio por el que se rodee, el aislamiento deberá adaptarse. Por eso, existen ventanas antiguas con aislamiento térmico básico, bueno y excelente, así como con aislamiento acústico moderado y bueno. Las ventanas elegidas deben ser siempre pesadas para su emplazamiento final. De esta manera, se conseguirán unos resultados excepcionales.

Posibles aperturas

Las aperturas de las ventanas también tienen que estar pensadas teniendo en cuenta su posición última. Por eso, es importante que a la hora de elegir el tipo de ventana que se desea se tenga en cuenta su emplazamiento final. Para ello, ha de tenerse en consideración, sobre todo, el espacio del que se dispone y el tipo de uso que se la va a querer dar. Pensando en estas razones, contamos con ventanas de apertura basculante y golpete, con ventanas que se abren de forma corredera, con ventana que permiten la opción de aireado mediante la posición oscilobatienente y con ventanas de tipo abatible. A fin de cuentas, se trata de garantizar un uso cómodo dentro de una estética que respete los gustos antiguos.

Los aislamientos de la luz: con persianas o sin persianas

Dependiendo del modelo de ventana que se escoja, este podrá contar con materiales que protejan de la luz o con vidrios. Si se escoge una ventana que tenga incorporada una compuerta, las persianas no serán necesarias. Tampoco lo serán cuando se escoja una ventana sin cristales, que se cierren mediante una puerta que también esté fabricada en madera de pino. Sin embargo, cuando se elijan las típicas ventanas de marco de madera con vidrio en el centro para mirar a través, sí será necesario incorporar una persiana que aísle eficazmente de la luz y también que permita que no seamos observados desde el exterior. En estos casos, algunos modelos de ventanas incluyen persianas incorporadas, mientras que otros no. En el caso en el que se quiera una persiana, pero que esta no esté incluída en la ventana misma, puede configurarse su instalación pensando en que faltaría instalar la persiana que se desea.

Tipos de cierre clásicos

Aunque existen muchos tipos de cierres para ventanas, si se quiere apostar por una estética antigua, lo idóneo es elegir un cierre mediante mango o trabilla. Los cierres con mango permiten en la actualidad, además, incorporar varias funciones de posición de la ventana que son propias de las características modernas, como las aperturas oscilobatientes. Sin embargo, su estética externa nos aproxima a las aperturas clásicas. Asimismo, también nos retorna al pasado el cierre mediante cerrojo para contraventanas, compuertas de balconadas o cierres de ventanas de madera que no cuentan con cristal.

El precio de las ventanas modernas de estética antigua

El precio de las ventanas modernas que cuentan con estética antigua no se infla, como sí lo hacen las ventanas que realmente son antiguas. Estas últimas, como ya se ha explicado, no cuentan con las características necesarias que nos permiten mejorar el aislamiento a día de hoy. Por eso, desde una perspectiva profesional, consideramos que es mejor incorporar las funciones actuales a los gustos antiguos y, por lo tanto, apostar por las estéticas antiguas, pero desde la confianza de los materiales nuevos.

Gracias a la tecnología y a los avances aplicados al sector de la construcción y fabricación de ventanas que existe en la actualidad, podemos garantizar unos precios razonables en ventanas de madera antiguas que son fabricadas con madera de pino moderno y con cierres que protegen del ruido, del calor, del frío y de la vista de los que se encuentran al exterior. Es posible incorporarse al mercado moderno sin olvidar la estética pasada.