madera de chopo

¿Cómo es la madera de chopo?

La madera de chopo, en todos sus tipos, ofrece grandes posibilidades. Sus usos son muy diversos, algo debido a las características que la naturaleza ha conferido a esta madera. Sea para la fabricación de ventanas o para la industria, sus usos no parecen tener fin. Conocerla a fondo es indispensable para elegir las mejores ventanas.

Características de la madera de chopo

La versatilidad es la más destacable. Esta es debida a la ligereza de la madera y su facilidad para trabajarla. Incluso la explotación del árbol es sencilla, ya que soporta condiciones de gran humedad y frío. Además, el colorido de la madera es claro y homogéneo, al igual que la consistencia de la misma.

Existen varias especies y subespecies de chopo o álamo, como también se conoce al árbol. Cada una de ellas confieren a la madera algunas variaciones. El chopo blanco ofrece una madera de una tonalidad más clara que el resto y esta es de una densidad mayor a las demás. Por su lado, el chopo negro es el que cuenta con una madera más ligera, pero a cambio de que esta sea más nudosa.

En términos generales, es una madera de fibra recta y grano fino. No obstante, no soporta la putrefacción ni los ataques de insectos, por lo que habrá que utilizarla con un buen criterio y tratándola para que pueda resistir al paso del tiempo.

Por último, su trabajabilidad es una de las características más apreciadas de esta madera. Es fácil de aserrar, secar, encolar, clavar y no opone resistencia a ningún acabado, por lo que tratarla no reportará ningún problema. Además, al utilizarla para fabricar ventanas esta característica se convierte en virtud, ya que le otorga una gran versatilidad en cuanto a posibilidades decorativas.

Usos

El principal uso es la obtención de de chapas y tableros de contrachapado. La madera de mejor calidad es la seleccionada para estos fines, ya que son necesarios fustes rectos y bien podados. Estas chapas son utilizadas en la fabricación de mobiliario de alta gama. Además, los tableros de contrachapado de chopo son muy apreciados en la industria alimentaria, ya que esta madera posee propiedades antisépticas. Esto hace que destaquen en la confección de cajas de fruta.

También cuenta con fines estructurales dentro del mundo de la construcción, aunque con un carácter limitado. Las vigas laminadas son el principal uso, pero los expertos estiman que su utilidad se incrementará con el tiempo.

Si bien no es muy resistente, también se fabrican ventanas con esta madera. Al poder tratarse con facilidad, la pega antes comentada queda superada. No opone resistencia a los tratamientos ni a los acabados, virtudes de gran utilidad dentro de la confección de ventanas.

Conclusiones

La madera de chopo se va abriendo camino gracias a su versatilidad. Es fácil de trabajar, tanto como lo es cultivar el propio árbol. Sin embargo, posee la desventaja de no soportar la putrefacción ni los ataques de insectos. Al menos, aplicarle tratamientos que la hagan más duradera es posible y apenas se resiste a ellos.