Ventanas de Madera con Contraventanas

Elige el romanticismo y estilo de las ventanas de madera con contraventanas

Dar estilo y funcionalidad a la casa es una prioridad, bien sea una vivienda de nueva construcción o un hogar al que se quiere dar un nuevo toque. Para conseguirlo hay muchos elementos, pero unos de los indispensables son las ventanas de madera con contraventanas, una idea que revolucionará el estilo de tu hogar y aportará mucha funcionalidad. Los elementos estructurales como las ventanas pueden aportar a un hogar mucho más de lo que crees, y es que no solo son una gran forma de mejorar la vivienda y hacer que la vida sea más cómoda y confortable, sino que además se ajustan al diseño que quieras.

Mira algunas contraventanas populares

Ventajas de las ventanas de madera con contraventanas

Para empezar hay que hablar de las ventajas que supone incorporar esta modalidad a las ventanas de madera. Primero, destacar que este tipo de ventanas de madera con contraventanas se pueden instalar en cualquier vivienda, sobre todo si se recurre a profesionales. Sin embargo, hay que mencionar que en los hogares unifamiliares, casas individuales, chalets o en hogares a las afueras y en espacios verdes, estas ventanas consiguen completar un ambiente más acogedor y con un toque muy especial.

Las ventajas de las ventanas con contraventana son muchas, a continuación exponemos las que son algunas de ellas:

– Aumentan el aislamiento térmico y acústico. Esto sumado al incremento que se produce al elegir las ventanas de madera, puede llevar a un gran ahorro a final de mes en la factura de la luz. Al igual que ocurre con las persianas, las contraventanas ayudan a que los sonidos del exterior no intervengan en la vivienda y a retener el calor y el frío, en invierno o verano, sin necesidad de activar calefacción o aire acondicionado tan frecuentemente.

– Protegen las ventanas contra las inclemencias del tiempo: lluvia, viento… etc. Son una manera perfecta de proteger el estado de las ventanas para que no sufran con los daños meteorológicos. Si bien es cierto que la madera es uno de los materiales más resistentes y duraderos, con las contraventanas, se refuerza este material y así además se protege el cristal.

– Pueden regular la luz que pasa a la vivienda. Esta opción está en todas las contraventanas, sin embargo, en algunas se puede regular y elegir la cantidad de luz, estas son las que están hechas con lamas móviles, otras que son completas solo se puede elegir si se queda abierta o cerrada.

– Aportan mucha intimidad. Sin duda es uno de sus puntos fuertes más importantes, ya que las contraventanas permiten aumentar la intimidad del hogar y son altamente eficientes para crear un ambiente acogedor fuera de las distracciones del exterior.

– Aumentan la seguridad de la casa ante los posibles robos. Este elemento tiene gran importancia, y es que, en un chalet o una vivienda unifamiliar similar, uno de los temores más recurrentes de los habitantes son los robos. Para poder evitar que entren a casa indeseables, las contraventanas son perfectas, refuerzan la seguridad e incluso se les pueden incorporar rejas para que sean más fuertes.

Tipos de contraventanas para las ventanas de madera

Una vez vistas las ventajas, y, sí se quiere apostar por incluir las ventanas de madera con contraventanas en el hogar hay que saber qué estilos y qué clases de contraventanas existen en el mercado en la actualidad y cuál es la más acertada para el estilo de tu hogar.

Estilos y tipos de contraventanas hay muchos, sobre todo cuando se trata de una persona que los quiere elegir desde cero y tiene un gran sentido del interiorismo. Comencemos por las contraventanas mallorquinas, este tipo de accesorio de las ventanas de madera suele identificarse por estar lacado en tonos claros, en blancos o azules cielo o cian. Además tienen láminas que permiten que se regule el paso de la luz cuando la contraventana está cerrada.

Por otra parte, nos encontramos con las contraventanas de cabaña o rústicas, estas son perfectas para zonas de montaña en las que hace mucho frío ya que son grandes aislantes y permiten retener mejor la temperatura interior. Este tipo de contraventanas no tienen lámitas, son completamente ciegas y aportan un toque muy rústico a cualquier hogar. También son una de las opciones más recurrentes en viviendas vacacionales ya que durante el verano se dejan abiertas y cuando la casa queda vacía, en invierno, se cierran.

El estilo en los cuarterones

Si buscamos estilo en la vivienda hay que apostar por los cuarterones. Estos recuadros que se incorporan a las láminas de las contraventanas aportan un estilo muy elegante y acogedor, ideal para tener un hogar confortable y que rezume en estilo y clase. Aunque en este punto sería más conveniente hablar de fraileros, pues son las contraventanas que se ponen en el interior de la casa, estas son las más habituales para colocar los cuartenones y donde mejor se aprovechan.

Hablando de cuartenones, hay muchos tipos de madera donde estos se pueden colocar, por ende, hay una gran variedad de fraileros que se pueden elegir. Los más habituales son madera lisa tratada, pero si quieres un toque más rural apuesta por los fraileros en madera lacada en blanco o con una madera desgastada con estilo rústico que vaya a juego con la decoración de la estancia para completar el look que buscas darle.

¿Abatibles o correderas?

Las contraventanas de madera más clásicas, con láminas móviles las podemos encontrar en su función tradicional o como fraileros también para el interior del hogar. Aportan un toque acogedor y rústico a cualquier hogar. Además, si las llevamos a la línea mediterránea se pueden combinar con la carpintería de la casa o añadir colores vivos para que den un toque de color a la estancia.

Las contraventanas abatibles son las más comunes en este campo, pero también se puede apostar por las correderas si van a aumentar la funcionalidad de la casa o si se quiere aprovechar más el espacio. Son una opción muy recurrente, las correderas, para los pisos o apartamentos que decidan instalarlas pues así abrirlas y cerrarlas resulta más cómodo y seguro.

La realidad es que las contraventanas de madera son mucho más de lo que aparentan. Si las vemos desde el interior, es decir, los llamados fraileros, se puede aportar un estilo diferente, muy en la línea de la decoración rústica, y es que no solo sirven para las ventanas, sino que pueden ejercer de puertas correderas. Las anteriores contraventanas se pueden reutilizar como estas puertas correderas para alargar su vida útil e incorporar un toque de decoración a la estancia.

La decoración de las contraventanas interiores o fraileros

Las opciones se incrementan y se expanden con cada estilo, pero no solo hay que tener en cuenta los diseños de las contraventanas o de los fraileros, también de la propia casa, de esta manera se podrá adaptar a todos los estilos.

Un punto importante para elegir el frailero, es decir, la contraventana por el interior, es pensar si se quiere que haga juego con otros muebles de la estancia o con ciertas estructuras de la casa. En el primer caso, se puede escoger una madera clara en blanco a juego con un armario de la misma tonalidad, o un frailero de madera oscura que aporte un toque de elegancia a juego con unas mesitas de noche.

Por otra parte, se puede elegir que vaya combinado con elementos más estructurales como vigas vistas o paredes de materiales sin pintar, como ladrillo, piedra… etc. En este caso, las vigas de madera se pueden lacar del mismo color que más tarde se elegirá para las contraventanas interiores. Se puede apostar por tonos más atrevidos como los colores intensos o por las tonalidades más suaves y comúnes como los tonos naturales de la madera o el blanco, negro y los nude.

La celosía nunca falla

Si hay algo romántico son las contraventanas, aportan un aspecto muy literario, acogedor y con mucha personalidad a un hogar y permiten además aislarlo térmica y acústicamente. Son ideales en todos los aspectos y, a la hora de elegir un frailero con estilo, romanticismo y un toque personal y adecuado, la celosía es perfecta.

Estos fraileros son perfectos para el interior ya que su composición y su entramado permite pasar la luz sin estar abierto del todo y se crean patrones fantásticos que decoran todo el hogar. Esta celosía puede ir en los colores que se eliga, pero nosotros recomendamos el blanco siempre ya que es el tono más acorde con este estilo. Se pueden situar en cualquier parte de la casa, hasta en el cuarto de baño quedarán bien y sobre una bañera aportarán un toque ideal para tus baños relajantes.

Las ventanas de madera con contraventanas tienen muchas ventajas, desde el aislamiento térmico hasta la seguridad. Pero, sobre todo son un elemento de estilo y decoración de gran importancia. Si quieres conseguir un toque rústico y romántico a la vez en tu hogar o en tu vivienda de vacaciones, las contraventanas son la mejor opción para conseguir este estilo.