madera de ipe

Las claves de la madera de ipe

La madera de ipe o lapacho es una de las más apreciadas. Sus características excepcionales están detrás de tal valoración. No por nada se le da el sobrenombre de iron wood (madera de hierro) por su increíble resistencia y dureza. Esta especie de árbol tropical aporta una madera sobresaliente, la cual merece la pena conocer al detalle.

Características de la madera de ipe

Esta es un tipo de madera considera exótica, la cual cuenta con tonalidades que van desde marrón amarillento a uno oscuro. Su grano va del fino al medio y la fibra es recta, aunque con frecuencia aparece entrelazada o muy entrelazada.

Sin embargo, su característica más destaca es su increíble densidad. Esta es de 1050 kilogramos por metro cúbico, lo que hace que la madera no pueda flotar como hacen las de otros árboles. Junto a esto, ofrece una gran durabilidad y resistencia a hongos e insectos. Su densidad está detrás de estas cualidades. Muchos agentes externos no logran penetrar la capa superficial de la madera, aunque hay que tener cuidado con el barrenador marino, un tipo de polilla propia del sur de América.

Es una madera muy estable, ya que no se comba con el paso del tiempo ni con los efectos de la humedad. También es resistente al fuego. Si bien no es totalmente ignífuga, está muy por encima de los estándares internacionales de tolerancia al fuego.

No obstante, pese a sus bondades es una madera difícil de trabajar, algo que es fruto de su densidad. A la hora de atornillar o clavar objetos es necesario recurrir a un taladro. Además, otro aspecto negativo es que puede causar reacciones alérgicas e irritación en ojos y piel, por lo que hay que guardar ciertas precauciones y tratarla para que resulte igual de inofensiva que otros tipos de madera.

Usos

Destaca en la fabricación de suelos y tarimas de gran resistencia. Esta madera es utilizada preferentemente en exteriores, ya que soportará las condiciones con un tratamiento previo mínimo. Así, es frecuente encontrarla en áticos, embarcaciones privadas, terrazas o piscinas.

Junto a esto, con ella se confeccionan muebles de calidad y de gamas altas. También aparece en mangos de herramientas, a los cuales confiere una gran durabilidad. Además, también tiene un papel importante en la carpintería de interiores. Las puertas y ventanas de madera maciza de esta especie son muy apreciadas. Su resistencia, densidad y durabilidad son cualidades muy estimadas a la hora de fabricar estos elementos, ya que aporta, entre otras características, una gran seguridad.

Por último, también es utilizada para la fabricación de chapas de madera de calidad y en diferentes obras hidráulicas. Incluso aparece en la construcción de barcos, aunque no cuente con la capacidad de flotar.

Conclusiones

La madera de ipé es una de las más apreciadas, aunque por ser una madera tropical la oferta es muy limitada. Sin embargo, su resistencia al fuego, durabilidad, densidad y dureza la hacen ser muy atractiva, por lo que destaca en puertas, ventanas o suelos que deban soportar el paso del tiempo sin problemas.