madera de balsa

Propiedades y usos de la madera de balsa

La madera de balsa se obtiene de un árbol con características subtropicales llamado Ochroma Pyramidale (Balso). Es originaria de las selvas del centro y sur de América, donde cada vez es más fácil encontrar plantaciones para su posterior explotación. El árbol de donde se extrae este material puede llegar a alcanzar una altura de hasta 25 metros, con troncos de diferentes diámetros, pero que pueden alcanzar casi el metro de circunferencia.

Las maderas extraídas de los balsos de Ecuador son las de mejor calidad, haciendo que se convierta en principal productor. Esto es debido a que las favorables condiciones que representan las selvas ecuatorianas, como las atmosféricas o las encontradas en el suelo, benefician un crecimiento mucho más sano de la especie.

Ecuador, como se ha mencionado, tiene una tierra fértil y perfecta para este árbol. Gracias al respaldo con un programa estatal de ayudas y una política de reforestación para los próximos 30 años, ha hecho que florezca una industria extremadamente llamativa para los capitales extranjeros. Sus destinos más importantes de exportación son Estados Unidos, China, Brasil y, aumentando poco a poco, Europa.

Esta madera se caracteriza por un crecimiento rápido, pudiendo ser talada en menos de cuatro años. De esta forma, se asegura su distribución sin sufrir deforestación o peligro de extinción.

Características de la madera de balsa

– La estructura de esta madera no es de las más resistentes pero sí de las más utilizadas. La composición de esta madera se caracteriza por disponer de unos alveolos que elevan su calidad y ligereza.

– La parte que se comercializa de esta madera es la albura, que tiene un color pálido con tonos rosados. El duramen, no suele comercializarse y es de color más oscuro, tirando a rojizo. La albura requiere, para dotarse de las propiedades que necesita para su transformación primaria, de un proceso de secado que debe comenzar en los tres primeros días después de ser cortado. Este proceso es una de las claves primordiales para garantizar la calidad en la madera.

– Tiene una densidad de aproximadamente entre 100 y 150 kg/m3, haciendo que disponga, incluso, de más ligereza que el corcho. Gracias a esta baja densidad, es una madera muy fácil de trabajar y que produce muy poco desgaste en la utilización de herramientas.

– Es una madera muy susceptible al ataque de hongos e insectos. Por eso es conveniente aplicarle productos específicos para que esté protegida de forma constante.

– Su agarre con clavos y tornillos no es óptimo. Para obtener resultados duraderos al fijar la madera, es aconsejable encolar.

– Se caracteriza por tener unas propiedades excelentes como aislante térmico y acústico.

– Presenta buena respuesta ante el lijado, teñido y barnizado, pero debido a las características de sus poros, es muy absorbente. Por ello es recomendable utilizar, de forma inicial, algún sellador de poros o tapaporos o conseguir espesar el tinte o barniz que se vaya a aplicar sobre el producto fabricado con esta madera.

– Esta madera es cotizada de forma mundial por disponer una resistencia mecánica alta en relación con su peso tan liviano. Tiene una resistencia media.

– Puede ser cortada y cepillada de forma sencilla con herramientas delgadas y agudas. Es importante prestar atención al serrado, porque si la sierra no está bien afilada, los bordes pueden quedar poco definidos.

– Dispone de una veta suave, textura, grano recto y lustre mediano.

Usos de la madera de balsa

La madera de balsa es una especie de madera muy liviana y que cuenta con muchas propiedades beneficiosas. Por eso, se utiliza en diferentes tipos de construcción, como por ejemplo para la utilización de maquetas en arquitectura. Será fácil encontrarla en tiendas de bricolaje y papelerías. En el caso de necesitar gran volumen de piezas para construcciones de amplias dimensiones es recomendable acudir a fábricas de madera que comercialicen este modelo y poder conseguir así un precio mucho más económico.

Al ser una madera ligera y de una sorprendente flexibilidad, le permite adoptar muchas formas curvilíneas y consigue ser muy utilizada en muchos sectores, incluso industriales. En las últimas dos décadas, el balso se ha convertido en un material muy cotizado en una industria potente y fuerte y que cada día asciende un poco más. Esta industria es la energía eólica. Por poner un ejemplo, las turbinas de los molinos se fabrican con este tipo de madera porque es más barato que el metal y más resistente que el plástico.

Son muchos los materiales y productos que incluyen este tipo de madera. Se podrá encontrar en la fabricación de palas para aerogeneradores eléctricos, instrumentos musicales, automóviles, juguetes, boyas para pescar, tablas de surf e incluso embarcaciones ligeras o bañeras para viviendas.

También es uno de los productos más usados para fabricar aeromodelismo debido a su ligereza, facilidad de corte y de encolado. Es un material que presenta muchas posibilidades y se presenta tanto en listones como en planchas de diferentes grosores. Así se podrá encontrar para realizar trabajos escolares de tecnología, maquetismos y estudios de arquitectura generales.

Debido a su poder aislante térmico, vibratorio y acústico, esta madera es ideal para tabiques interiores, embalajes especiales para alimentos congelados y debajo de maquinaria pesada para prevenir la transmisión de vibraciones a otras partes. Con el algodón del fruto se rellenan almohadas, edredones y cualquier producto que necesite de aislamiento térmico.

No es una madera recomendable para colocar en exteriores por su baja durabilidad ante la intemperie. Al colocar mobiliario de jardín de este material podría deformarse o agrietarse en poco tiempo. Sería conveniente realizar un proceso de impermeabilización antes de ser expuesto o utilizar otro tipo de madera más recomendable para el exterior.

Por el contrario, es ideal para construir todo tipo de adornos decorativos como percheros, que además de darle una imagen elegante, se conseguirá disponer de un artículo de calidad y con una vida útil muy larga.

En resumen, la madera de balsa es una madera muy manejable y utilizada en muchos trabajos manuales y de industrias importantes. Gracias a su variada forma de cortes, dependiendo del trabajo a realizar, así se podrá elegir entre un tipo u otro.