Ventanas de Madera de Medio Punto

Ventanas de madera medio punto: tendencia en interiores

La tendencia en diseño de interiores está ampliándose cada vez más. No solo se trata de decorar el interior de una casa con muebles, cuadros y detalles, sino que se trata de crear un espacio conjunto en el que cada persona encuentre su estilo. Una de las tendencias actuales son las ventanas de madera de medio punto que combinan con multitud de estilos de decoración, bien sea con el estilo más rústico donde destaca la madera o en los diseños clásicos y minimalistas. Este tipo de ventanas de madera son una opción perfecta para quienes quieran dar un toque especial a la casa.

Tendencias y estilos con ventanas de madera de medio punto

El medio punto es uno de los estilos que más se llevan, no solo en las ventanas sino también en arcos y puertas. Es una forma perfecta de aportar personalidad a la casa y además es un estilo muy funcional. En este sentido, las ventanas de madera de medio punto son perfectas para lugares urbanos y también para la ciudad. Cada uno tiene un estilo diferente y se puede combinar de distintas formas, pero desde luego lo que hay que tener en cuenta es qué estilo se busca en casa.

Durante este año 2019 la tendencia en diseño de interiores aporta muchas opciones para elegir, combinar y jugar con los elementos decorativos y mobiliario que hagan que el hogar sea el más acogedor y que esté todo a gusto. Algunos de estos estilos combinan perfectamente la ventana de madera de medio punto. Son diseños diferentes entre ellos pero todos integran a la perfección este estilo de ventanales para el hogar. Además, son perfectas para un espacio abierto con mucha luminosidad.

Estilo nórdico

Se puede comenzar por el nórdico. Este es uno de los más empleados en los últimos años, pero desde luego en este año será uno de los más utilizados ya que se ha conseguido llevar a cabo un interior completo con este estilo en perfecta armonía. Además, lo bueno de este estilo es que se puede adaptar perfectamente a cada hogar. Esto es porque con unas claves se podría conseguir a gusto de cada uno.

Sus claves son: la madera, el blanco, la amplitud y el orden. Con estas cuatro pinceladas se puede crear un hogar con estilo nórdico perfecto y a gusto de cada persona.

Comenzando por la madera hay que destacar que la que se emplea en este diseño de interior es de tonalidades claras, se evitan los colores oscuros, aunque siempre se puede añadir un toque de color con un mueble de madera más intensa. En cuanto al blanco, también se puede incorporar en la madera y pintarla de este color. Pero sobre todo prevalece en el techo y en las paredes, y como se podrá ver en ventanas. Además, se puede jugar con el color blanco en mobiliario y detalles.

También hay que tener muy en cuenta la amplitud en este diseño ya que se buscan espacios abiertos en todo momento. Un combinado de salón, cocina y comedor es uno de los más habituales. E incluso se puede incorporar este estilo en los lofts para darle más luminosidad y amplitud al espacio.

Por último hay que mencionar el orden y es que en un interior nórdico la armonía se consigue con un espacio ordenado que transmita tranquilidad y paz.

Las ventanas de madera de medio punto son perfectas para encajar en el estilo nórdico. Bien sea porque se tiene la suerte de comprar o alquilar una casa que las tenga o porque se quiere incorporar a la vivienda actual. Esta clase de ventanas aporta mucha luminosidad y estilo propio. Con una madera pintada de blanco se incorporan perfectamente a la tendencia nórdica. Además, aportan una calidez especial a la casa y se pueden combinar con unas cortinas muy finas que dejen todo el protagonismo a la ventana.

Estilo minimalista

Parecido al anterior, el estilo minimalista también se adueña de la madera, el espacio y el orden. Pero en este caso la clave principal se sitúa en la frase «menos es más» que es la base del minimalismo en todas sus vertientes.

Lo mejor de esta corriente es poder combinar algo más los colores que en el nórdico, donde predomina el blanco. En este caso, las telas que se usen para tapizar sofás, o para decorar tendrán un gran papel. Además hay que tener en cuenta las alfombras y cortinas. Aunque parezca algo menor, combinar estampados y estilos en estos elementos es algo clave para darle personalidad a la casa.

El hogar abierto sigue primando y más cuando se trata del espacio minimalista que apuesta por reducir todo lo posible los elementos que no son necesarios. Por eso este estilo acepta tan bien las ventanas de madera de medio punto. Esto es así porque en una sala amplia con espacio abierto, un gran ventanal de medio punto de madera oscura será perfecto para combinarlo con el blanco de los muebles e incluso con la madera y estampados alrededor.

Esta idea crea una casa muy acogedora y sencilla donde la paz y la armonía serán la base. Además, conviene no olvidar el orden que será también crucial para finalizar el estilo minimalista.

Estilo rústico

Tras ver dos estilos similares, basados en las mismas líneas que son el nórdico y el minimalista, se puede pasar ahora con un diseño completamente diferente pero en el que las ventanas de madera, y en especial las de medio punto, se adaptan a la perfección y aportan una personalidad diferente.

Esta tendencia tiene varias particularidades. Lo más importante en este diseño es la madera en su estado más natural y, como su nombre indica, rústico. No tiene por qué limitarse a las casitas de campo o a las viviendas unifamiliares a las afueras sino que se puede llevar también a los pisos y apartamentos de las ciudades, es decir a los centros urbanos.

Para conseguir esta decoración en el hogar la madera natural en colores tanto oscuros como claros, siempre y cuando guarde ese tono natural. Los muebles que se elijan en este diseño deberán ser una mezcla hábil de estilos. Desde un toque vintage hasta jugar con la madera y el hierro. En este punto conviene destacar que una corriente similar que se puede combinar en distintas estancias con el rústico es la industrial.

En este caso, las ventanas de madera de medio punto serán perfectas si se pintan o se elige un acabado natural para la madera. Un color oscuro aportará mucha personalidad a la casa. Por ejemplo, en un salón de una casa de campo con chimenea, un estilo rústico con una pared de piedra y el resto en tonos marrones claros o beige, un sofá crema y una serie de muebles de madera. En este espacio será perfecto un ventanal de medio punto con madera oscura que aporte luminosidad con una cortina de tela de lino.

Estilo industrial

Similar al rústico, este estilo se diferencia por combinar la madera y el metal. Además tiene un marcado carácter industrial perfecto para los lofts. Los elementos estructurales como las vigas de materiales diferentes o los muebles vintage serán clave para completarlo.

Algunas claves a tener en cuenta para conseguirlo es saber que aquí los colores más oscuros serán importantes. En un loft amplio será perfecto combinar muebles vintage, restaurados de madera, con elementos metálicos como estanterías de piso de madera con patas de acero; junto a un sofá tapizado en cuero marrón o estilo Chesterfield. El hierro visto y el hormigón también serán perfectos para las paredes y en los dormitorios los armarios vistos y abiertos combinarán de manera ideal.

En este caso las ventanas de madera de medio punto aportarán un aspecto muy acogedor para el loft. Si se trata de ventanales por toda la casa de este estilo, una madera oscura se adaptará perfectamente. Con estas ventanas se consigue que el loft sea mucho más luminoso. Por eso, a no ser que se necesiten, en este caso se puede prescindir de las cortinas. Así toda la ventana de madera tendrá el protagonismo en el salón o en el espacio del loft.

Estilo clásico

Por último hay que destacar un estilo completamente distinto a los anteriores pero que se puede adaptar a espacios muy diferentes y sobre todo, que puede sacar mucha rentabilidad a las ventanas de madera de medio punto. Se trata del estilo clásico pero con un toque modernizado.

Para poder conseguir este diseño en el hogar solo hay que basarse en unas claves: la gama cromática en colores crema, los muebles de madera en caoba y roble, los techos y paredes con cenefa y las cortinas largas.

En cuanto a los muebles, hay que destacar que combinan perfectamente con los colores crema de las paredes, por eso se eligen maderas más duras en caoba y roble. Para combinar con ello añadimos cenefas a la pared y techos.

Para terminar, las ventanas de madera de medio punto destacan por su funcionalidad y porque pueden ser de un gran tamaño, lo que da mucha personalidad a un gran salón de estilo clásico. Optando por una madera oscura que se asemeje a la de los muebles, son un detalle decorativo que aportará mucho a la casa. Siguiendo esta línea hay que añadir que es un estilo perfecto para introducir una tela más pesada en las cortinas. Así se puede conseguir una idea más señorial y elegante en el espacio en el que se sitúen sin privar de luz al hogar.

Las ventanas de madera de medio punto: funcionalidad además de estilo

Una vez vistas algunas de las posibilidades decorativas que ofrecen las ventanas de madera de medio punto hay que pasar a hablar de las funcionalidades de este estilo de ventanas.

Las ventanas de madera tienen muchas ventajas. Para resumir sus cualidades y características a continuación se puede ver una lista de todas las funcionalidades de las ventanas de madera:

– Aislamiento térmico y acústico: con una manera perfecta de aislar la casa de manera térmica por lo que supondrán un ahorro al final en la factura de la luz. Por otra parte el aislamiento acústico será perfecto si se vive en zonas urbanas muy ruidosas.

– Mayor seguridad: este material soporta un peso mayor que otros, por ello permite instalar un cristal más grueso que aumente la seguridad de la ventana. De esta manera, es más complicado que la ventana se rompa y haya accidentes.

– Resistencia: la madera es un material perfecto para instalar en el exterior ya que aguantan las condiciones climatológicas perfectamente. Además, gracias a la innovación y avances técnicos hay productos y tratamientos que hacen aún más resistente a la madera.

Luz y seguridad, por qué elegir ventanas de madera de medio punto

Este tipo de ventanas, además de recoger todas las funcionalidades y características de las ventanas de madera, ser una forma perfecta de añadir decoración al hogar, resultan un elemento arquitectónico ideal para aportar una gran cantidad de luz a la casa.

Este tipo de ventanas tiene una gran ventaja sobre otras y es que su tamaño se puede aumentar de gran manera. Siendo así, se puede tener un gran ventanal que aporte mucha luminosidad y estilo. Son unas ventanas de madera ideales para los espacios abiertos y los techos altos. Al tener varias combinaciones posibles se puede jugar mucho con el diseño de cada casa.

El arco de medio punto apuesta por un gran estilismo que se une a la madera para crear un fantástico espacio acogedor que se adapte a cualquier estilo. Antes proponíamos una serie de diseños de interiores que son perfectos para combinar con este tipo de ventanas que son elegantes y prácticas al mismo tiempo.

Las ventanas de madera de medio punto tienen muchas ventajas. Como se ha mencionado, sus características hacen de este material una gran idea para los exteriores. Por otra parte, estilísticamente el medio punto es tendencia y más cuando se trata de un ventanal que forma un hogar acogedor e íntimo.