Madera: Nogal

Todo sobre la madera de nogal

La madera de nogal es una de las preferidas tanto en el mundo de la arquitectura como en el interiorismo y en la fabricación de muebles. Las características de esta madera y su versatilidad hacen que sea una de las más deseadas, aunque la alta calidad del nogal la convierte también en una de las maderas más caras del mercado.

El nogal

Los nogales son árboles de altura media y tronco grueso que se encuentran, sobre todo, en el hemisferio norte del planeta. Para crecer requieren de una climatología templada, por eso es fácil observarlos en el sur de Europa, en Oriente Medio e, incluso, en Japón. A pesar de ello, también hay grandes cantidades de nogales en algunas zonas de América del norte, especialmente en el sur de Canadá.

Aunque son árboles que se encuentran en una gran cantidad de territorio es importante señalar que necesitan suelos con muchos nutrientes, especialmente si se cultivan con intención de recoger los frutos. Se trata de un árbol caducifolio, porque las copas frondosas eliminan todas sus hojas durante el invierno.

Además de los usos que tienen los nogales en la arquitectura y la fabricación de muebles, estos árboles se cultivan por muchos otros motivos. Entre ellos se encuentran las razones cosméticas, ya que el nogal produce una tinta llamada nogalina, que se usa frecuentemente en productos para el cabello.

Otro de los motivos por los que se cultivan nogales son sus frutos, las nueces. Estas son frutos secos y constituyen un alimento rico minerales, vitaminas (sobre todo del tipo B) y omega 3. Son buenas para la salud del corazón y un complemento alimenticio muy recomendable en todo tipo de dietas, aunque se recomienda consumirlas con moderación.

Por último, cabe destacar que los nogales también son apreciados por sus propiedades curativas. Las hojas de este árbol tienen propiedades asépticas que pueden utilizarse en infecciones superficiales y su carácter astringente las convierte en un buen aliado contra los problemas estomacales cuando se consumen en infusión.

Características de la madera

Los troncos del nogal tienen un color grisáceo muy característico en su corteza, pero este no es el color final de los tablones fabricados en este material. La madera de nogal es de color marrón intenso, muchas veces oscuro, y puede tener vetas de otras tonalidades, especialmente grises y amarillas, que le aportan un acabado dorado y elegante.

Una de las grandes ventajas de esta madera es que resulta fácil trabajar con ella. Es resistente, pero no tiene una dureza tan alta que complique el trabajo de carpintería. Las fibras rectas, además, facilitan el trabajo de esta madera con maquinaria automatizada ya que resulta sencillo evitar problemas durante el tratamiento y la aparición de piezas defectuosas.

Además de la facilidad de tratar con estas maderas, los nogales son muy apreciados en la arquitectura y la carpintería ya que resultan muy resistentes a los cambios de temperatura y de humedad. No se estropean con facilidad con el paso del tiempo o entre las estaciones del año, por lo que requieren muy poco mantenimiento para estar siempre en condiciones óptimas.

Todas estas ventajas la convierten en una madera muy deseada. No obstante, es importante señalar también que en las últimas décadas las plantaciones de nogales se han vuelto más escasas y esto también ha tenido un impacto en el precio ascendente de este material.

Tipos de maderas de nogal

Puesto que el nogal se extiende por una gran superficie del planeta existen multitud de especies diferentes y podemos distinguir tablones de nogal de distintos tipos. Los fundamentales son el nogal europeo, el nogal japonés y el americano.

El nogal europeo es uno de los más buscados y el que mayores precios tiene en el mercado. No obstante, esta diferencia está derivada por las diferentes costumbres en la tala de los diferentes tipos de nogales y todos ellos ofrecen unas características similares. Lo más diferencial entre los distintos tipos de madera de nogal son las tonalidades, ya que el nogal europeo es más claro y tiene un acabado más grisáceo que el nogal americano, más oscuro y con una tonalidad más rojiza.

Usos del nogal en la arquitectura y en el hogar

La madera de este árbol se utiliza en muchos ámbitos diferentes. Como elemento estructural no resulta extraño encontrar suelos de nogal en los hogares, una opción que ayuda a mantener una temperatura suave en la casa y que requiere poco tratamiento. También se puede utilizar en escaleras y rampas, gracias a su resistencia y acabado elegante. En arquitectura se usa el nogal para los chapados decorativos, especialmente en construcciones de lujo, ya que se busca la belleza de este material en combinación con el resto de la casa.

La carpintería también utiliza el nogal tanto en acabados decorativos para elementos arquitectónicos del hogar, como pueden ser zócalos o puertas, como en la fabricación de muebles. La carpintería interior y el revestimiento aprovechan no solo el interés estético de esta madera, sino también su resistencia a la humedad y a los bichos, ya que crea acabados más duraderos en el tiempo.

Los muebles fabricados con la madera de este árbol suelen ser robustos y densos. Los armarios, escritorios, librerías o mesas de comedor de nogal son frecuentes tanto en la carpintería contemporánea como en los modelos más antiguos. Es frecuente utilizar esta madera para dar un toque vintage al hogar ya que ha sido un material muy utilizado en este ámbito durante décadas.

Por último, hay otros trabajos de ebanistería en los que se utiliza también el nogal. Entre ellos sobresalen la fabricación de culatas para armas de fuego, tales como escopetas o rifles. Hay otras piezas de lujo que se fabrican también con esta madera, entre las que destacan los pianos.

La madera de nogal, por lo tanto, es un material que se adapta muy bien a diferentes usos y ofrece acabados profesionales y duraderos. Es por eso que su precio es de los más elevados en el mundo de la madera: un material de lujo para decorar el hogar mediante la funcionalidad.