madera de okume

¿Qué es la madera de okume? Y cómo puedes incluirla en casa

Hay muchos tipos de madera y cada uno tiene sus ventajas e inconvenientes. Asimismo, cada madera es perfecta para una utilidad y hay que conocerlas para poder sacar el máximo provecho de todas ellas. La madera de okume es un material que permite crear multitud de objetos y cuyas características lo convierten en un imprescindible para los hogares de la actualidad. Esta madera se elige habitualmente para carpintería de interior, ebanistería o incluso para embarcaciones de recreo por sus particularidades. Incluirla en casa, bien sea por el acabado que tiene o por sus propiedades es una decisión acertada. Hay varias maneras de llevarlo a cabo para poder aprovechar todas y cada una de sus ventajas.

Origen y características de la madera de okume

La madera de okume es originaria del árbol tropical Aucoumea klaineana una especie que crece en zonas centro africanas como Guinea Ecuatorial o Gabón. Este árbol alcanza los 30 o 40 metros de altura y su grosor se sitúa entre uno y dos metros y medio. La densidad media del Aucoumea klaineana es de unos 440 kg/m3 y produce una madera blanda y lisa con una textura sin nervios y bastante recta de un color madera muy claro incluso con un subtono rosáceo. Entre sus características se encuentra la dificultad para serrarla por lo que habitualmente se exfolia.

En los países que crece este árbol, y que por tanto obtienen la madera de okume, su exportación supone entre el 80 % y el 90 % de las exportaciones de madera. Por lo tanto, es el okume la variedad principal exportada y uno de sus principales negocios.

Si bien es cierto que este árbol puede vivir 300 años y alcanzar los 60 metros de altura, la explotación maderera no lo permite y habitualmente los talan antes. La explotación de esta especie es constante y, aunque no se considera en peligro de extinción por la cantidad de ejemplares que hay, especialmente en Gabón, sí es preocupante la velocidad con la que se consume.

Características

Las principales características que presenta este tipo de madera, algunas ya mencionadas anteriormente, son las siguientes:

– Su color va desde el marrón pasando por el rosa pálido y llegando al gris claro. Lo cual permite una amplia gama de posibilidades en el hogar.

– Fibra recta o ligeramente ondulada.

– El mecanizado puede presentar algún problema y no es muy sencillo.

– El encolado y clavado no presentan problemas, se puede hacer manualmente de manera no profesional.

– La madera que produce es ligera y blanda con una densidad de 40 kg/m3 de media.

– No tiene una alta resistencia a la humedad o a los ataques de hongos e insectos, por lo que no será recomendable emplearla en exteriores.

– No es una madera propensa a la torsión, es resistente y dimensionalmente estable.

En general, sus características hacen que esta madera se emplee en los elementos que mencionábamos antes: chapas decorativas y tableros de contrachapado, carpintería interior como frisos y molduras, mobiliario, embalajes y en algunas embarcaciones de recreo.

Cómo incluir la madera de okume en casa

Como se ha visto previamente, la madera de okume tienes ciertas características que la hacen muy útil y deseable para incluirla en un hogar. Hay muchas formas de aprovechar este material tanto en decoración como en arquitectura interior y mobiliario.

Comenzando por la carpintería interior de las viviendas, esta madera se puede utilizar para los rodapiés o zócalos colocados en la parte inferior de las paredes de la casa. La función de este elemento es evitar golpes y rayaduras en esas zonas que están más en contacto con los zapatos y muebles y pueden sufrir daños. Por eso, el material que se elige ha de ser adecuado, que no se astille o se dañe con facilidad y que, además, permita variedad de color. Este es el motivo por el cual esta madera es perfecta para este uso, se puede combinar en sus tonos oscuros con una pared clara o en las tonalidades rosa pálido y gris claro con colores de pared más intensos.

De la misma manera, la madera de okume es habitual en usos como frisos y molduras y sus posibilidades son también muy amplias para poder combinarla con los colores de la pintura.

También hay otros usos menos convencionales como en las embarcaciones de recreo. Las hace resistentes y flexibles para que no sufran daños y puedan aguantar más años de navegación. Es una madera clásica en este tipo de embarcaciones y una apuesta segura en este uso.

El mobiliario de okume

Los muebles son otro de los principales usos de la madera en las casas. Esta forma de emplear la madera es útil y resistente y, con su variedad cromática, se puede elegir el mueble perfecto para cada lugar.

El almacenaje es una de las preocupaciones principales de las viviendas, y con esta madera se pueden obtener muebles amplios, armarios y cómodas resistentes que combinen con varios estilos.

Como ya se han mencionado los colores, se puede escoger en cualquiera de ellos y, cabe destacar que, los mejores estilos que aceptan estos muebles son el nórdico y el minimalista. Aunque también se podría encontrar esta madera en el clásico moderno.

Si se escogen estos dos estilos es porque ambos aúnan la sencillez y la funcionalidad del espacio. Las líneas rectas y sencillas, lisas, sin ningún detalle de más son las más buscadas por ambos y son, precisamente, las que puede ofrecer la madera de okume. Desde amplios armarios vestidores hasta un aparador para la entrada de una vivienda, esta madera es la indicada para ambos espacios. También se suele emplear de forma combinada, o bien solo empleando okume o con otras maderas, para fabricar espacios de almacenaje por partes. Es decir, un armario, zapatero, o varias estanterías individuales que se puedan retirar o que vayan unidas en la misma estancia.

La madera de okume tiene grandes ventajas y beneficios, sus características la hacen ser un material clásico en embarcaciones, pero también deseable en el interior de las viviendas que puede aportar desde molduras hasta muebles.