madera de olmo

Los usos de la madera de olmo

La madera de olmo tiene un lugar privilegiado tanto en la construcción como en la ebanistería, ya que se trata de una madera dura, de gran belleza y con características que le permiten resistir muy bien el paso del tiempo.

El olmo: un árbol de grandes dimensiones

El olmo es un árbol que se caracteriza por su gran altura, ya que alcanza con facilidad los 40 metros de alto. Además, el tronco es grueso y no suele crecer en una línea recta. Con el paso del tiempo es frecuente que los olmos pierdan densidad en la madera del tronco, de forma que se crean huecos en el mismo, característicos de este árbol.

Además de las grandes dimensiones de su tronco, el otro motivo por el que el olmo es un árbol de gran tamaño y muy reconocible es su copa. Al contrario que el tronco, las ramas del olmo suelen ser finasy abundantes, con numerosas hojas. De esta forma, durante los meses de la primavera y el verano, las copas de los olmos generan una agradable sombra gracias su frondosidad. No obstante, puesto que se trata de un árbol caducifolio, esta sombra no se mantiene durante todo el año.

Los olmos crecen, sobre todo, en el hemisferio norte del planeta. Son característicos de Europa y de la zona del Mediterráneo, por lo que resulta sencillo encontrarlos tanto en España como en el norte de África o Asia Menor. Los cultivos de este árbol se extienden por toda Asia y también pueden encontrarse en América del Norte. No obstante, ya que es un árbol que se cultiva con facilidad y no resulta exigente mientras crece, es fácil encontrarlo en cualquier parte del mundo, siempre que tenga un clima templado y un suelo húmedo.

Las características de esta madera

Una de las grandes ventajas del olmo es que es altamente resistente a los efectos de la humedad y, en consecuencia, no se pudre con facilidad. Esto ha hecho que sea el preferido de los climas que tienen lluvias abundantes, tanto para usos exteriores como interiores. Además, es una especie muy resistente a la mayoría de hongos y otras plagas, por lo que su madera es muy duradera y no requiere de demasiado mantenimiento a lo largo de los años.

El olmo tiene una madera de un color más bien amarillento, ambarino, con un veteado en tonos marrones más oscuros. Una característica de la tonalidad del olmo es que se oscurece con el paso del tiempo, lo que le da una belleza añadida y permite diferenciar mobiliario vintage en este material de otro de reciente fabricación. Gracias a su densidad y pesos medios es muy resistente a los golpes, así que no hay que temer por daños en su acabado.

Otra de las grandes ventajas del olmo es que resulta muy sencillo de trabajar. Es fácil de serrar, clavar y encolar. Su secado tampoco requiere de demasiado tiempo y tiene pocos riesgos de deformación. Otro de los usos particulares de esta madera es que permite realizar curvas con mucha facilidad, así que es el material adecuado para las piezas con formas redondeadas.

El motivo por el que la madera de este árbol ha encarecido en los últimos años es que sus cultivos están siendo atacados, recientemente, por un hongo que estropea su crecimiento y es capaz de matar al árbol ya maduro. Esto ha hecho que haya menos madera disponible en el mercado, aumentando los precios, a pesar de la buena calidad y belleza propias del olmo.

Tipos de madera de olmo

En total existen alrededor de 40 especies de olmo diferentes, dependiendo de su preferencia de crecimiento (por ejemplo, a mayor o menor altura) o de la zona geográfica en la que se encuentran. A pesar de que el olmo esté constituido por tantas especies diferentes, lo cierto es que no existen diferencias significativas entre las maderas de unos o de otros. Todas ellas tienen unas características y tonalidades similares.

A pesar de ello, es frecuente que los tablones de olmo que encontremos en la actualidad provengan de Asia, ya que es allí donde este árbol es más resistente a la plaga del hongo que amenaza su vida.

El olmo en la arquitectura y la carpintería

Uno de los usos más conocidos del olmo es la fabricación y producción de barcos, ya que resiste muy el contacto con el agua y permite hacer embarcaciones que requieren poco mantenimiento y que duran mucho tiempo. En cuanto a sus usos en arquitectura, este también es el motivo por el que se utiliza el olmo para construir suelos, ya que no se estropea al limpiarlo con agua y resiste el tiempo lluvioso, en el caso de las construcciones de exterior.

Ya que la resistencia a la humedad es una de las grandes características de la madera de este árbol, es frecuente encontrarlo también formando parte de estructuras arquitectónicas, especialmente, si están bajo el agua o si están en contacto con este elemento, como las canalizaciones. Otros usos del olmo en arquitectura son de carácter decorativo: por ejemplo, puede utilizarse también como chapa pararecubrir superficies.

Gracias a la facilidad para trabajar esta madera, es frecuente encontrarla también formando parte de la carpintería interior de un hogar, en puertas o ventanas, pero también en frisos o zócalos. Su flexibilidad lo convierte en un material muy buscado para fabricar mobiliario con fines decorativos. Además, su color particular y la belleza del olmo envejecido también convierten esta madera en una de las preferidas para fabricar muebles de calidad para el hogar, desde cómodas hasta escritorios. El olmo también se utiliza en la elaboración de instrumentos musicales.

La madera de olmo es un material muy buscado en carpintería y ebanistería gracias a su alta calidad y a la facilidad para trabajarlo, aunque su escasez hace que los precios hayan subido en los últimos años. Es también el material ideal para aquellos que quieren dar un toque vintage al hogar, ya que el olmo envejecido ofrece muy buenos acabados.