Madera: Pino

Por qué elegir ventanas de madera de pino

La decisión de elegir ventanas de madera de pino se basa en numerosos factores. La madera de pino es una decisión acertada en prácticamente cualquier mueble, pero sobre todo en las ventanas, donde además de crear un diseño exclusivo, hace de aislante natural.

Por qué elegir la madera de pino para las ventanas

La madera de pino constituye una de las últimas tendencias en el diseño y en la decoración. Las ventajas se encuentran en su fácil mantenimiento y limpieza, además de sus características y propiedades. Estas son la densidad, la elasticidad y flexibilidad de la madera, la durabilidad y la resistencia, tanto a la humedad como a la tracción.

La madera de pino en las ventanas del hogar cuenta con una gran facilidad en el tratamiento y en el procesamiento. De este modo, se utiliza para elaborar productos y muebles que cuenten con una gran calidad y con un acabado versátil. La madera maciza ofrece además un amplio abanico de pinturas y de colores para todos los gustos.

También puedes encontrar pino con nudos para un estilo más rústico y personal:

Sus inicios

El pino se comenzó a utilizar en la fabricación de ventanas y de otros tipos de muebles en Chile y en los países nórdicos, a saber, Suecia, Noruega y Finlandia. La principal razón, que a su vez es el motivo por el que hoy se utiliza en España, es que la diferenciación de las estaciones es bastante notable. Así, la madera de pino está perfectamente aclimatada a los cambios de temperatura del invierno al verano y viceversa. Por tanto, es un aislante térmico natural.

Asimismo, la madera de pino es sostenible. Tanto en Chile, como en toda Europa existe una política muy estricta y seria sobre la tala. De este modo, la madera de pino es la mejor opción por la facilidad de su plantación y por la gran cantidad de pinares existente. Así, al optar por una ventana de madera de pino, se está eligiendo un producto ecológico. La madera de pino respeta el medio ambiente y la biodiversidad. Por tanto, es una excelente materia prima.

Sus características más relevantes

Las cantidades importantes que hay de este recurso natural repercuten además, de manera positiva en el precio final que pagan los consumidores. Por esta razón, es el producto favorito de cada vez más personas: ecológico, de diseño y con una buena relación calidad precio.

Fácil trabajo artesanal

La madera de pino es perfecta para las estructuras, tanto de interior como de exterior, así como muy atractiva para la construcción de toda clase de muebles. La razón principal es que aporta una aceptación mucho mejor para los tratamientos que la hacen durar. Igualmente, su facilidad es única a la hora de llevar a cabo un trabajo artesanal, debido a que es la madera más fácil de tallar.

El tratamiento industrial

Lo mismo ocurre en su tratamiento industrial. Al tratarse de una madera que es muy manejable cuando se desea moldear, permite diseños muy especiales. El tratamiento industrial de la madera de pino permite realizar curvas y formas que son imposibles o muy de conseguir en otras clases de maderas.

Proyectos de rehabilitación o de obra nueva

De nuevo, la madera de pino es una buena opción a elegir en los proyectos tanto de rehabilitación como de obra nueva. Así, no son pocas las veces que se eligen para las ventanas de todo tipo de hogares. Los avances tecnológicos que existen hoy en día han conseguido que se dé una característica imprescindible para su buen funcionamiento: la estanqueidad.

Los marcos de las ventanas de pino están empezando a incorporar, a su vez, diferentes tipos de juntas. Estas se incluyen en puntos estratégicos del mismo para alcanzar toda su efectividad frente al vapor de agua, el ruido, la humedad o el aire.

La integración en el conjunto

La madera de pino tiene una fácil integración en el conjunto total de toda la obra, al igual que en su repercusión en el concepto formal de ella. Por ello, la decisión de utilizar esta clase de madera está surgiendo cada vez más durante los proyectos.

Un ejemplo de integración conceptual se podría dar cuando se está diseñando un espacio que esté abierto al exterior. Si en este caso se va a utilizar una abertura muy grande, la ventana tendrá un amplio protagonismo a la hora de conseguir vistas y máximas transparencias. A la vez, la madera de pino y su versatilidad, harían que el equilibrio visual fuera idóneo con el interior.

Calidad y envejecimiento natural

La madera es un componente natural que siempre es un sinónimo de calidad. Además de la calidad en el material, el pino es una madera sencilla que hace que se incremente también la calidad espacial en el interior del hogar. Un factor que también es decisivo en cuanto a la calidad del proyecto es que la madera de pino ostenta un envejecimiento natural.

La clave de dicho envejecimiento natural está en su tratamiento. Por ejemplo, si este se lleva a cabo con aceites, la madera irá adquiriendo las tonalidades características de la especie que se haya elegido con el tiempo. Es típico obtener marrones destonificados o grises, si bien como se ha mencionado se puede optar por aplicar una capa de pintura. Ninguna elección implica que se desproteja.

Clima y entorno

El clima y el entorno intervienen a su vez en la elección de una especie o de otra. Elegir la madera de pino para las ventanas es la mejor manera de no fallar en la elección. Por eso es tan habitual en toda España. Además, este tipo de madera ofrece una relación de calidad y precio mucho más competitiva que la que puede aportar cualquier otra madera. Asimismo, se puede adaptar con cualquier clase de estilo: el mediterráneo, los pisos antiguos de cuidad, las casas de los pueblos o las viviendas blancas del sur.

Las ventanas de madera de pino son una de las elecciones más deseadas en toda clase de hogares, tanto a lo largo de España, como de Europa y otras partes del mundo. En resumen, apostar por esta clase de madera es invertir en calidad, versatilidad y buenos resultados.