Madera: Roble

Trabajamos el Roble en nuestras Ventanas de Madera

El roble es un material que se utiliza mucho en el mobiliario de los hogares españoles por su amplio reconocimiento como un material de calidad. Para los que están pensando en cambiar las ventanas, han de saber que puede ser un buen momento de acercarse a él y comprar unas nuevas ventanas de madera de roble.

La necesidad de cambiar las ventanas

Puede que sea necesario cambiar las ventanas porque se han deteriorado, porque se quiere crear un nuevo ambiente, por una mudanza de hogar o por pasarse a un nuevo material, o simplemente porque se necesita ahorrar en energía dando un mayor aislamiento al hogar y es mejor cambiarlas por asesoramiento de expertos.

Sea la razón que sea la que lleva a cambiar las viejas ventanas, o simplemente se está construyendo una casa y se necesitan, es recomendable optar por la madera como el material primordial. Es todo un clásico, por algo será.

Las ventajas de las ventanas de madera y las de roble

Las ventanas de madera son el tipo de ventana más utilizado hasta ahora, aunque se están sustituyendo en algunos casos por las de PVC o aluminio. Por eso, vamos a mencionar cuáles son las principales ventajas de recurrir a las ventanas de madera, como roble, en el hogar.

La madera ha sido desde siempre uno de los elementos más usados en la construcción de viviendas debido a su gran capacidad aislante. En este caso tiene más en aislamiento térmico que las ventanas de aluminio. Una buena forma de no pasar frío, ni calor, en casa ahorrando en la factura de la luz por su poder aislante.

Si lo que preocupa la factura de la luz, y especialmente teniendo en cuenta de que cada vez es mayor y es necesario saber cómo rebajar su consumo, cambiar las viejas ventanas por unas de roble puede ser una excelente decisión para ahorrar a largo plazo.

Esto se puede notar mucho al tocar una ventana de roble, ya que cualquiera se dará cuenta de que no ofrece sensación de pared fría que hay en los materiales metálicos. Esto da lugar a las mayores prestaciones térmicas en cualquier tipo de clima, incluso en los de montaña con bajas temperaturas. Las ventanas evidentemente no hacen las casas más eficientes de por sí, pero ayudan a que lo sean.

Las ventanas de madera, y especialmente de roble, tienen una gran cantidad de diseños y un bonito acabado. Son ideales para todos los espacios, pero sin duda encajan mucho con los estilos tradicionales y rústicos. Además, proporcionan amplias posibilidades porque se pueden pintar y adaptar a las necesidades y espacio disponible fácilmente. El cliente decide cómo quiere decorar su casa, y aunque parezca una tontería, las ventanas hacen mucho más de lo que cualquiera se pueda imaginar a nivel estético.

El roble es un material muy duradero, por lo que con el paso del tiempo seguirán estando como nuevas. Aunque cuesta más que otras ventanas, lainversión merece la pena porque durarán mucho más y en mejor estado. Además, tienen una buena presencia y sorprenden a todos.

Sin duda, las ventanas de roble proporcionan una gran elegancia y decoración en el hogar. No es lo mismo trabajar con elementos naturales que con otros a nivel estético y a nivel decorativo. La madera es muy noble, transmite calidez, acogimiento y el dan un toque especial a cualquier casa.

Si lo que preocupa es la decoración de tu casa, hay que plantearse cuáles son las ventanas ideales. Las de roble son geniales para ello, aunque es mejor pensar cuáles son las que más conviene,elegir el mejor proveedor, comparar precios, medir el espacio disponible y dedicar tiempo a la elección de las ventanas de madera roble.

El roble es una de las maderas duras, con un crecimiento más lento, por lo que su precio es superior. Además, cuenta con un tratamiento especial. Esto ya se observa en su presencia. Es la razón de su precio, pero sin duda merece la pena.

La madera, y especialmente el roble, es sinónimo de calidad. Al adquirir unas ventanas de roble puede que cuesten algo más que las otras pero serán de excelente calidad y darán las máximas prestaciones. Ya no solo por ser madera, sino concretamente por ser de roble.

Otra de las ventajas que preocupan a muchos es que la madera es un material ecológico, por lo que no contamina el medio ambiente. Las carpinterías de madera son la opción que menos lo contamina, respetando el medio ambiente. Eso en comparación con los demás materiales, porque indudablemente se están talando robles. Si lo que realmente preocupa el cambio climático, no hay que dudarlo y optar por las ventanas de roble.

Estas son algunas de las ventajas que podemos mencionar de las ventanas de roble, pero hay muchas más que podemos indicar a cada cliente de forma personalizada. Solo tiene que pensar en cuáles son sus necesidades específicas y las de su hogar.

Otras alternativas a las ventanas de roble

Hay también ventanas de madera que no están hechas al 100% de madera, aunque no son lo mismo también ofrecen muchas de las ventajas de estas ventanas pero con unos menores requisitos de mantenimiento. Y es que es cierto que las ventanas de madera requieren algo más de mantenimiento que otras, pero también es verdad que suelen durar más, especialmente el roble por ser un material muy resistente.

Hay otras alternativas de maderas como pino, cedro, eucalipto, fresno, castaño. Las más utilizadas en ventanas son el pino por su precio y el roble por y calidad. La madera de por sí da mucha presencia y es un material aislante natural.

Si se van a cambiar las viejas ventanas, es recomendable plantearse hacerlo por las nuevas ventanas de roble, ya que tienen todas las ventajas de este material natural con las nuevas tecnologías y prestaciones que ofrecen las nuevas ventanas.

Merece la pena planteárselo, aunque la inversión no sea tan económica como otras opciones. Pero mejor que sean atractivas y proporcionen alta durabilidad.