madera de samba

Todo sobre la madera de samba

La madera de samba se obtiene del árbol tropical de nombre científico Triplochiton scleroxylon, una especie nativa de África occidental y central con una altura que oscila entre los 30 y los 65 metros. En cada país esta madera recibe una u otra denominación: wawa en Ghana, samba en Costa de Marfil, ayous en Camerún y abachi u obeche en Nigeria.

Características de la madera de samba

Los tonos de esta madera varían del blanco al amarillo pálido en toda la sección transversal, ofreciendo diferentes tonalidades dependiendo del tratamiento al que haya sido sometido.

La madera de samba es una madera de tipo blando, por lo que, aunque su trabajo manual es fácil, el agarre de los clavos no resulta especialmente fuerte. Por tanto, se recomienda recurrir a un tratamiento de recubrimiento del poro antes de su acabado final, debido a su grano de tamaño medio-grueso. Esto la protegerá y aumentará su durabilidad.

Esta clase de madera presenta una baja retención de las temperaturas, lo que la convierte en virtualmente inmune a la putrefacción o al desgaste derivado del clima. Sin embargo, se aconseja aplicarle un tratamiento químico, ya que es susceptible de ser atacada por algunos tipos de parásitos que pueden mermar sus cualidades mecánicas y estéticas.

El nombre comercial predominante para nombrar este material de samba es el obeche, que a día de hoy se considera un árbol muy utilizado y en riesgo de agotar las explotaciones de las plantaciones a nivel mundial. Esta madera es especialmente deseada por la ausencia de astillas en su superficie o de resinas en su material compuesto. A su vez, resulta fácil trabajar con ella, dado que sus cualidades físicas le otorgan un rango de deformación mínima.

Para otras formas de manipulación se recomienda el mecanizado, puesto que por las características de su superficie proporciona muy buenos resultados en todo tipo de tratamientos.

Aplicaciones y propiedades

Esta madera tiene su aplicación más especializada en la construcción de las paredes interiores de las saunas, especialmente donde puede haber contacto con la piel de las personas. Resulta idónea para aquellos lugares que deben soportar altas temperaturas o cambios bruscos de humedad. En consecuencia, se utiliza para construir molduras interiores, frisos, muebles ligeros, tableros de partículas, vetas y bordes.

Así mismo, la madera de samba constituye un excelente material para fabricar marcos de gran calidad, así como para pinturas al óleo, dibujos o acuarelas.

Esta madera se seca de manera rápida y con buenos resultados, además presenta poca tendencia a deformarse o a agrietarse. No obstante, es susceptible de ser atacada por hongos y, por tanto, exige ser almacenada bajo unas condiciones adecuadas con el fin de preservar sus excelentes propiedades.

Por lo general, su contenido de humedad ronda el 11-15 %, lo que se considera un grado de humedad óptimo para no alterar sus cualidades físicas.

Propiedades físicas y estructurales

Teniendo en cuenta el ligero peso de esta madera, el obeche atesora buenas propiedades de resistencia y, en comparación con la secuoya europea, proporciona solo un 15 % menos de resistencia máxima a la flexión. En cuanto a la rigidez no ofrece tan buenos resultados, ya que es aproximadamente un 50 % menos rígida que la secuoya.

Su suavidad comparativa, en cambio, hace que sea muy fácil de trabajar tanto con herramientas manuales como con máquinas eléctricas. En este sentido, es deseable emplear herramientas afiladas y con alta dureza en la sierra para evitar el desgaste de las mismas.

Se obtiene con facilidad un acabado excelente, la madera se colorea y pule brindando un resultado muy fino. Requiere un buen procesamiento para producir un acabado de alta calidad, además admite clavos y tornillos de distinto grosor y dimensión. Presenta muy buenas propiedades de pegado tanto con colas como con pegamentos.

Fuentes de obtención

Parte de la madera de esta especie se puede obtener de fuentes sostenibles o de otras fuentes ambientalmente responsables.

La Organización Internacional de las Maderas Tropicales (OIMT) informa que la especie está reconocida como una fuente muy importante de madera para la exportación, generando crecimiento económico tanto para los países exportadores como para los importadores.

Se sabe que la madera de samba está fácilmente disponible tanto en forma de chapa como de madera. La madera suele estar disponible en tamaños grandes, lo que posibilita utilizarla para la producción en serie de armarios, muebles de cocina y otros cientos de productos. Los precios de la madera se hallan dentro de un rango aceptable teniendo en cuenta las buenas propiedades y durabilidad que ofrece este producto.

Datos del árbol

El Triplochiton scleroxylon es un árbol forestal caducifolio grande, que usualmente alcanza los 45 metros de altura y los 1,5 metros de diámetro. Los troncos de los árboles maduros a menudo están fuertemente reforzados, pero generalmente libres de ramas a esa altura. Los árboles presentan una corona de forma cilíndrica que lleva follaje hasta casi el suelo. Con el tiempo, esta corona se vuelve plana cuando los árboles se hacen viejos.

En cuanto a las hojas, son de unos 10 cm de largo y 20 de ancho, con forma palmada. Este árbol produce una flor en ciertas épocas del año, que crece en forma de platillo con pétalos blancos y tonos rojos y púrpuras en la base. A su vez, da frutos de color marrón o marrón rojizo.

El grano suele estar entrelazado, produciendo una figura rayada tenue pero distintiva en las superficies de los cuartos de baño.

La textura, por lo general, varía de basta a moderadamente fina, y es uniforme.

La superficie del material exhibe un brillo natural con tonalidades que oscilan del amarillo al dorado. Es muy apreciada por su gran acabado estético.

Suele desprender un olor desagradable cuando está recién cortada. Sin embargo, dicho olor desaparece una vez la madera ha sido tratada para adquirir sus cualidades finales.

Es altamente estable después del tratamiento y del secado. Experimenta cambios dimensionales mínimos en respuesta a las fluctuaciones de temperatura y humedad en las condiciones atmosféricas de su entorno.

Tolera bien la mayoría de tratamientos químicos, desde barnices a pinturas.

Por todo ello, podemos afirmar que la madera de samba se caracteriza por el equilibrio entre la durabilidad, la maleabilidad y la estética.