Madera: Teca

Características de la madera de teca 

La madera de teca, también conocida como teka, es una de las maderas que mejores valoraciones tiene en este sector, tanto en el ámbito profesional como por las opiniones otorgadas por los consumidores. De hecho, su vistosa apariencia, su fácil manejo, su resistencia duradera y su gran durabilidad la convierten en una de las maderas más escogidas a la hora del diseño de muebles.

¿Qué sabemos de la madera de teca?

Esta madera tiene su origen en Asia, concretamente en países como India, Laos o Tailandia. No obstante, hoy en día, podemos encontrar explotaciones en África, América central y América del Sur, en base a su explotación. Por otro lado, el precio de esta madera suele ser elevado, algo que ha ido aumentando conforme también iba subiendo la demanda, por lo que el precio proporcionalmente también ha sufrido un incremento.

Características de la madera de teca

La albura de este material es de color amarillo claro mientras que el duramen contiene unos tonos marrones y dorados, además, que la misma tiene un envejecimiento bastante bueno, llegando incluso a una mejora en su coloración. Por otro lado, contiene una fibra recta y un grano grueso que le hacen también ser manipulable. Como curiosidad podemos destacar que esta madera tiene un olor a cuero después de ser cortada y cepillada.

Además, tiene un tacto aceitoso debido al aceite natural que posee y su densidad es de 690 kg/m3, por lo que entra en la categoría de las maderas pesadas. Por otro lado, la durabilidad es alta, gracias a la buena resistencia a la humedad y el ataque de los hongos, por lo que podemos dejarla en el exterior sin que necesite tratamiento porque el aceite tiene las propiedades curativas que necesita para estar en el mejor estado. De hecho, resulta complicado encontrar otra madera que tenga una durabilidad similar a esta especie.

También es una madera con bastante estabilidad en cuanto a las dimensiones, y el trabajo con la misma es bastante sencillo. De hecho, no hay ningún problema en los tramos de aserrado, secado, cepillado, encolado, clavado y atornillado, y acabado, de ahí que sea también tan explotada. Como se puede apreciar, sus propiedades son bastante positivas y, después, el trabajo también es más sencillo que con otras maderas.

Principales usos de la madera de teca

Comenzamos con la fabricación de muebles de alta calidad o ebanistería, pero su dureza también le permite poder estar presente en la construcción de embarcaciones, siendo una madera que destaca por su resistencia a la humedad y a los insectos, como hemos comentado anteriormente.

También se usa en la construcción de chapas de madera, carpintería de exterior e interior y para la fabricación de muebles de exterior. Por otro lado, también está presente en infraestructuras portuarias y puentes, incluso con elementos que están en contacto directo con el agua, y torneados.

El aceite de teca para madera

Hemos comentado que esta madera es realmente especial porque dispone de un aceite natural que la cuida, pero también se puede extraer del mismo. De hecho, esta acción tampoco le repercute mucho porque la gran ventaja de esta madera es que tiene una alta capacidad nutritiva. Por tanto, hablamos de un aceite que se comercializa y que tiene un precio elevado en comparación con otras alternativas.

En cambio, sí que es frecuente encontrar ‘aceites para teca’, pero esto es algo diferente, pues se trata de un producto industrial en el que se usan materias primas naturales para su elaboración y entre ellas está el aceite de teca como tal. El uso que se le da a estos aceites es para la protección de la madera de exterior, pues transmite unas propiedades de gran valor como resistencia a la luz solar, colorantes y un acabado más sedoso.

En los dos casos, la aplicación debe ser periódica, entre una o dos veces al año en función del nivel de exposición que tenga la madera. No obstante, este mantenimiento requiere una mayor exigencia en comparación con otros respecto a la periodicidad, aunque su aplicación es más simple y el acabado es más natural.

Tipos de muebles de teca

Estos muebles, como decimos, pueden estar al aire libre sin importar en clima e incluso pueden estar desprotegidos porque las propiedades de la madera hacen que el propio material se proteja. Además, se trata de un material ecológico en base a su larga vida útil e incluso muchas empresas producen plantaciones de teca sostenibles para que haya una reducción del impacto ambiental de estos muebles. Esta madera es perfecta para los siguientes muebles:

Mesas y comedores. Al ser una madera que resiste bien las condiciones climatológicas es perfectamente válida para la fabricación de mesas y comedores de exterior. De hecho, estos muebles suelen estar ubicados en jardines, patios y salones exteriores para aprovechar las propiedades de este material. Además, la teca no se descompone en el sol y resiste mejor las condiciones de exterior que otros muebles.

Bancos. Del mismo modo, también se trata de un material ideal para la fabricación de bancos, que son perfectos para el uso comercial gracias a su fuerte carácter y a su resistencia natural a las termitas, de ahí que haya una gran cantidad de bancos de teca.

Sillas de sol. Las sillas declinables son las más populares porque mejoran las prestaciones de las sillas de plástico y no se calientan con el sol como ocurre con las sillas de metal. No obstante, estas sillas son algo pesadas y algunas tienen ruedas para facilitar su transporte.

Paraguas. Esta madera también es popular en el diseño de grandes paraguas como las sombrillas, pues proporciona unas características idóneas para el mantenimiento de estos elementos a la intemperie.

En definitiva, la madera de teca se erige como un material a tener muy en cuenta para los muebles de exterior pues se aprovechan todas las condiciones de una madera resistente y duradera. Además, contiene un aceite natural que permite que este material se conserve en un gran estado durante mucho tiempo, en comparación con otras maderas similares.