Ventanas de Madera Vintage

Completa el estilo retro en casa con ventanas de madera vintage

El estilo que se elija para una casa refleja la personalidad y los gustos de quienes viven en ella. Por eso, las tendencias actuales se pueden modificar y ajustar a lo que cada persona quiera y estos diseños llegan a todas las partes del hogar. Desde ventanas de madera vintage a la combinación perfecta entre colores y tejidos, el diseño de un hogar abarca muchos campos. Uno de los estilos más llamativos y originales que hay en la actualidad es el diseño retro. Este se combina en otros estilos decorativos, pero tiene una presencia especial cuando se trata de pequeños detalles que hacen único un hogar.

Conseguir un estilo vintage con ventanas de madera

Lo primero que hay que destacar es que el estilo vintage o retro no se trata de incorporar una serie de muebles o elementos decorativos antiguos ni de recargar la casa con ellos. Se trata de buscar el equilibrio perfecto entre lo nuevo y lo viejo para dar un ambiente acogedor y que el estilo sea impecable.

Hay varias claves para conseguir un estilo retro en casa. Para comenzar se analizan algunas de ellas para comprender más de qué trata este diseño.

Las piezas industriales antiguas son de las más deseadas en los entornos vintage y pueden variar dependiendo de su función. Existen desde antiguas vitrinas de consultas médicas, hasta mesas de madera o incluso una maquina de escribir para los amantes de la literatura.

Este elemento en particular se puede adaptar a espacios más pequeños o más grandes, por ejemplo colocándolo en una estantería de madera oscura o restaurada que tenga ese toque retro rodeada de una serie de libros con detalles más actuales, como unas velas aromáticas o elementos decorativos diversos.

Los muebles de madera antiguos y restaurados son otro de los grandes elementos clave en este tipo de decoración. Estos son perfectos para restaurarlos, darles una mano de pintura e incluso apostar por colores más vibrantes.

El cuero envejecido y el capitoné son los aliados de la decoración vintage, sin duda. Para iniciarse en este mundo del retro, los amantes del estilo han encontrado en estos sofás tapizados su mejor baza y es que ¿a quién no le apasiona un sofá tipo Chesterfield en casa junto a una mesa de madera clara?

El oro es vintage, y una buena decoración que se precie de este estilo ha de incluirlo. Bien sea en una majestuosa lámpara si se tiene un techo alto o en pequeños detalles en los muebles de la casa, el dorado aportará reminiscencias del pasado y elegancia a la habitación.

Decorar con ventanas: pasión por lo vintage

Decorar la casa no solo es elegir los muebles y detalles que completarán el interior, sino también prestar atención al exterior, por supuesto si se tiene un jardín, pero también en las puertas y ventanas.

Las ventanas son, en el caso de la decoración vintage, una forma perfecta de completar el look retro de una casa. Una ventana de madera puede aportar ese toque final que necesita un hogar.

Las ventanas de madera de este estilo pueden conseguirse buscándolas así o se pueden crear. Por ejemplo, en las antiguas casas de los pueblos hay una gran cantidad de ventanales de madera que, una vez la casa se derrumba o si se retiran por cualquier motivo, estos se pueden restaurar. El proceso es sencillo.

Dependiendo del estado de la madera habrá que aplicarle un barnizado y reforzar algunos remaches. Sin embargo, lo más interesante del proceso de restauración es la pintura. La madera en buen estado puede jugar un papel crucial en la decoración vintage, que se puede completar simplemente dándole una capa de barniz o una pintura transparente.

Si la madera está muy dañada o tiene pintura deteriorada encima, se debe retirar y dar una nueva capa. Aquí se puede jugar con varios colores y acabados en tonos ocres y oscuros para dar un toque más retro o jugar con colores más vivos para ser más original. Los azules claros, por ejemplo, son de las opciones más demandadas, al igual que los amarillos, que combinan perfectamente.

Si el caso es el de una ventana nueva, también se puede «convertir» en vintage. De hecho, se puede sacar el lado más artístico y crear algo exclusivo y único para nuestro hogar. Combinando colores y acabados se puede conseguir una ventana de estilo vintage en casa con muy poco. La madera se puede trabajar y pasarla por un proceso de envejecimiento. Posteriormente se barniza o se pinta según el gusto de cada uno para que combine de manera ideal con el resto de la fachada.

En el interior, estas ventanas de madera vintage se pueden decorar con diferentes acabados y dibujos creados por uno mismo. Es una forma perfecta de añadirle un toque personal.

Algunas ideas son, por ejemplo, dejar que los niños decoren las ventanas de madera de sus habitaciones con dibujos, con personajes que les gustan o simplemente con un estampado bonito. Una actividad manual que se puede hacer en familia, un rato divertido donde la creatividad se verá reflejada e incluida en la decoración única de la casa.

El toque perfecto desde el exterior

Cuando un apasionado de la decoración vintage quiere que el exterior de su casa lo refleje tanto como el interior, la mejor opción también son las ventanas de madera. En una casa unifamiliar con jardín, unas ventanas de madera envejecida o incluso restauradas de distintos colores aportan un toque especial que es difícil igualar.

Las ventanas de madera tienen otra ventaja para el estilo vintage, y es que las contraventanas son un elemento decorativo perfecto para poder jugar con colores, acabados y estilos que enmarquen a la perfección el exterior de la casa.

Las ventanas de madera vintage son el complemento perfecto para tu hogar si quieres que tenga un aire retro y un diseño impecable y único. Los detalles que se pueden añadir restaurando ventanas de madera o la variedad de estilos que aportan harán del hogar un espacio acogedor con una decoración ideal.